Cuentos para trabajar la igualdad de género

Cuentos para trabajar la igualdad de género

Soy de la opinión (seguro que al igual que muchos de ustedes), que la sociedad si cambia para bien o para mal es gracias a la educación que se va recibiendo desde las etapas más infantiles hasta las etapas más maduras de nuestro crecimiento.

La educación que se recibe desde pequeños es como una base a la que a medida que vamos creciendo vamos añadiendo pilares y pisos, que en definitiva, no es más que nuestra experiencia de vida. Pero si esa base inicial, si esa educación recibida en los primeros años de vida por cualquier persona, tiene alguna grieta, no es todo lo gruesa y fuerte que se requiere, todo lo que pongamos encima no tiene un sustento fiable y firme.

¿A dónde quiero llegar con esto? Este artículo es medio reflexión medio recomendación de lecturas. Está muy bien que los niños crezcan y se diviertan como niños; está muy bien que lean cuentos de magia donde toda ilusión puede ser posible; también está bien, incluso, que lean esos cuentos clásicos que todos hemos leído de pequeños y que tanto nos han hecho soñar de mayores con la posibilidad de una felicidad eterna, etc. Pero creo, que incluso estaría mejor, que los niños de hoy crecieran leyendo cuentos donde los estereotipos, tanto de hombres como mujeres, no existan… Si tienes hijos, si eres maestro o maestra, te recomendamos hoy la lectura de estos cuentos para trabajar la igualdad de género. ¿Por qué? Porque estamos convencidos de que si a nuestros niños los educamos desde bien pequeños en la igualdad, no ocurrirán tantos casos de acoso, de maltrato, de violencia como están sucediéndose hoy día.

Si crees que esta sociedad necesita un giro de 360º en cuanto a educación se refiere, sigue leyendo. ¡Te interesa! Y como vídeo curioso y también divertido, os dejo la opinión de una niña de 7 años acerca de las princesas. ¿Acaso no lleva razón?

“¿Las princesas usan botas de montaña?”

En el libro “¿Las princesas usan botas de montaña?” se nos describe a una niña enérgica, moderna y llena de vida que tiene muchas preguntas que hacer a su madre. Al final del libro, un marco ilustrado alrededor de un espejo responde a la pregunta más importante de la niña.

Con este libro podremos no sólo leer nosotros mismos sino también transmitir a los más pequeños una dulce lección sobre la aceptación de uno mismo o una misma. También anima a los niños a perseguir sus sueños y a dejar su propia huella en el mundo, incitándoles a buscar su propia autonomía, a crear su personalidad fuerte y especial, etc.

Su autora es Carmela Lavigna. Es un libro publicado por la Editorial Obelisco en 2013 y podéis encontrarlo por unos 12 euros aproximadamente.

“Las princesas también se tiran pedos”

Con este título tan divertido nos presenta Ilan Brenman este ingenioso cuento. Publicado por la Editorial Algar en 2011, a la pequeña Laura le ha surgido una duda muy importante después de una larga discusión en clase sobre Cenicienta. Su amigo Marcelo les ha confesado que la famosa y delicada princesa se tiraba muchos pedos. Afortunadamente, el padre de Laura, al que le gustan los libros y las buenas historias, posee el libro secreto de las princesas donde Laura encontrara las respuestas a todas sus preguntas.

Este libro, de tapa dura, podéis encontrarlo por unos 15 o 16 euros, dependiendo del lugar de compra.

“¿Hay algo más aburrido que ser una princesa rosa?”

Este libro publicado en el año 2010 por la Editorial Thule Ediciones, está escrito por Raquel Díaz Reguera. En él, se describe a Carlota, que era una princesa rosa, con su vestido rosa y su armario al completo lleno de ropa rosa. Pero Carlota estaba harta del rosa y de ser una princesa. Quería vestir de rojo, de verde o de violeta, de cualquier otro color que no siempre fuese el rosa. No quería besar sapos para ver si eran príncipes azules, porque en realidad tampoco quería encontrar a su príncipe azul. Carlota siempre se preguntaba por que no había princesas que surcaran los mares en busca de aventuras, o también princesas que rescataran a los príncipes de las garras de un lobo feroz y no al revés como siempre sucedía… También soñaba con ser una princesa que cazara dragones o volara en globo.

Este libro, al igual que el primero, podéis encontrarlo por poco más de 12 euros.

Cuentos para trabajar la igualdad de género 1

Y si aún no tenéis suficiente con estos y queréis seguir mirando libros “anti-princesas”, que rompan totalmente con los típicos cuentos que siempre se cuentan, aquí tenéis más en otro artículo que publiqué el pasado mes.

¿Pensáis como yo que cambiando la educación y la manera de enseñar y transmitir ciertos cuentos a nuestros pequeños, en un futuro nuestra sociedad podría ser muy distinta a la de ahora? ¿O por el contrario, pensáis que la clave fundamental está en otro lugar?



Carmen Guillén

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones, entre ellas la lectura. Agradezco un buen clásico pero tampoco me cierro en banda cuando algo nuevo en literatura cae en mis manos. Agradezco también la comodidad y facilidad de los 'ebooks' pero soy de las que prefieren leer palpando el papel, como siempre se hizo.

Un comentario

  1.   jghd0811 dijo

    Mi problema con aquello de la igualdad de género, es que para mí la mujer es un ser superior ¿qué hago? no puedo verla de otra forma. Aprovecho de escribir: Feliz día de la poesía.

Escribe un comentario