El cuento: vida, muerte y resurgimiento de un género literario

George Saunders, autor del exitoso libro de relatos cortos Tenth of December.

George Saunders, autor del exitoso libro de relatos cortos Tenth of December.

Durante los últimos meses, el cuento parece volver a conquistar su posición de antaño. ¿Los motivos? Un ritmo de vida más apresurado que nos empuja a iniciar y finalizar una misma lectura en un breve periodo de tiempo, la fiebre de todo lo “micro”, tanto en blogs como en redes sociales, o nuevos autores consagrados empeñados en revivir el cuento, un género literario que vivió, murió y vuelve a resurgir actualmente.

El cuento en el siglo XX

A mediados del siglo XX, la difusión de las historias cortas a través de gacetas, periódicos o revistas literarias no sólo primaba en unos tiempos en que la literatura podía ser algo más inaccesible para ciertas clases sociales, sino que muchos autores que se verían consagrados años después comenzaban a pavimentar una trayectoria cuyos cimientos residían en esos cuentos que ya daban indicios de esas futuras obras y, de paso, denunciaban los tiempos de cambio que supuso el pasado siglo para gran parte del planeta, especialmente en lugares como Latinoamérica.

José Luis Borges, Juan Rulfo o Gabriel García Márquez son algunos autores que comenzaron publicando sus cuentos en publicaciones que sucumbirían posteriormente a las columnas de opinión, olvidándose de un género que nada tenía que hacer frente a la novela, el formato narrativo más popular desde los años sesenta.

De ahí que el cuento, lejos de ser un género maldito, sí haya navegado a la deriva durante muchos años, sin  lectores que pudiesen comprenderlos, cegados por el influjo de la novela.

Nuevos aires para el cuento

Alice Munro, ganadora del Nobel de Literatura en 2013.

Alice Munro, ganadora del Nobel de Literatura en 2013.

La era de Internet y, especialmente, de las redes sociales ha comenzado a fomentar una lectura más ágil a base de microrrelatos, entradas de blog o incluso memes para lectores apresurados. Al mismo tiempo, autores como Alice Munro, ganadora del Premio Nobel de Literatura en 2013 y especialista del género, se ha encargado de exportar las historias cortas a medio mundo, influenciando el trabajo de una nueva generación de “cuentistas”.

Sin ir más lejos, el libro de cuentos de George Saunders, Tenth of December, fue nombrado como “mejor libro del año 2013” por The New York Times, lo cual se tradujo en un éxito de ventas en Amazon, empresa que ha visto un filón en la literatura breve y, como tal, impulsó la creación de Kindle Singles, plataforma que comercializa historias cortas desde 2011.

Al mismo tiempo, el auge de los talleres literarios o de las redes sociales literarias empujan a pensadores, escritores e incluso lectores a animarse con los relatos cortos, un género literario más empeñado en captar una situación, mantener el suspense y conquistar al lector en el mismo período tiempo que este podría invertir en, por ejemplo, ver una película.

 

El cuento se está convirtiendo en un género literario en auge gracias a la aparición de nuevos talentos, su importancia para los talleres literarios y su propagación mediante unos contenidos más micros (y dinámicos) que nunca.

 

 


Escribe un comentario