Críticos literarios con muy mal ojo…

Crítico literario

Cientos son los aspirantes a escritor que se desesperan mes tras mes al ver que sus propuestas son rechazadas y criticadas de manera despiadada.

Es por ello que vamos a hablar hoy, para alentar a todos esos escritores noveles que aún no han tenido suerte, de cómo algunos famosos literatos no tuvieron tanta suerte con sus obras más famosas en sus inicios debido al mal ojo de algunos críticos.

Así pues, por ejemplo, Lolita, de Nabokov, fue tildada de novela pornográfica en los primeros momentos lo que dificultó que la novela se ganase el gran nombre que posteriormente consiguió.

Lo mismo le pasó a Aldous Huxley con Un Mundo Feliz, novela que muchos tacharon de partidista, mientras que Tolstoi tuvo  que escuchar cómo algunos tacharon de basura sentimental su obra Ana Karenina.

Suspirillos germánicos llamaron también a las románticas y ultraconocidas rimas de Bécquer mientras que Shakespeare no escapó a la quema: no pocos criticaron en su día Romeo y Julieta sino que algunos como Voltaire se cebaron con Hamlet, obra de la que dijo que era vulgar y pésima.

Estos son tan solo algunos ejemplos de que no siempre se triunfa en las letras desde el principio y que la calidad de las obras está sujeta siempre al saber interpretativo de los lectores y críticos, que como vemos… a veces fallan.

Mañana comentaremos algunos otros ejemplos al respecto.

Más información – Anécdotas literarias, entre la ficción y la historia


Escribe un comentario