Consejos y pautas a seguir para corregir tu libro

consejos y pautas a seguir para corregir tu libro

Una vez finalizamos nuestro libro, lo ideal sería disponer de un buen profesional que se dedicara en cuerpo y alma a la corrección de nuestro texto literario, ¿verdad? Pues no… No suele suceder así, sobre todo porque no es un gasto económico precisamente barato y el dinero que nos costearía esta persona bien nos podría servir para otro gasto relacionado con la auto-publicación de nuestro libro.

Si estas en esta tesitura y quieres o debes corregir tú mismo tu relato o novela, has llegado al artículo ideal. A partir de ahora, todo lo que encontrarás aquí son consejos y pautas a seguir para corregir tu libro de una forma adecuada y en poco tiempo.

Cuando escribimos una novela estamos tan inmersos en ella que empezamos a escribir, a veces sin pensar o pararnos mucho a observar si hemos escrito bien una expresión u otra, y cuando finalizamos y comenzamos su lectura desde el inicio, en ocasiones, nos llevamos las mano a la cabeza por los errores que vamos encontrando. ¡No pasa nada! A todos los que solemos escribir, nos pasa. Si a día de hoy te está pasando, a continuación te decimos cómo atajar el problema y corregir con estilo tu texto literario.

Preguntas que debes hacerte

  • Según vas leyendo tu propia novela, ¿tienes ganas de continuar capítulo tras capítulo su lectura? Si ves que no, que la lectura de los primeros capítulos de tu novela no te motiva nada a continuar, perdona que te diga pero, ¡estás fracasando estrepitosamente! ¿A quién más podría gustarle la lectura de una novela que a su propio creador? ¡A nadie! ¿Quién querrá leerla entonces? Si te sucede esto, deberás cambiar el estilo de tu novela desde los primeros capítulos y darle un giro diferente… Te lleve el tiempo que te lleve, no decaigas y sigue adelante con ella.
  • ¿Tienes tus personajes bien definidos y encajados en la historia? Si has creado una novela con pocos personajes, quizás esta pregunta no deba preocuparte mucho, pero si por el contrario, tu novela está cargada de muchos personajes, deberás asegurarte de que defines bien la personalidad e incluso el aspecto de cada uno de ellos, y los encajas a todos en el argumento a la perfección. ¡No pueden quedar cabos sueltos!
  • ¿Describes las escenas que van ocurriendo adecuadamente? Al lector, una de las cosas que más les fascina del arte de la literatura es estar leyendo un buen libro e imaginarse aquella escena que se describe en él… Ponte en la piel de tu lector y lee lo que has escrito. ¿Eres capaz de visualizar la escena que describes? ¿Te gusta lo que ves? Si la respuesta es afirmativa, sigue adelante. Si es negativa, cambia algo y dale el toque que quieres encontrar en esa escena determinada.
  • ¿Tus diálogos son realistas y coherentes? Los malos escritores fallan sobre todo en los diálogos entre sus personajes. Observa bien estos diálogos que has creado y hazte estas preguntas: ¿Son diálogos realistas y casuales o por el contrario se ven super forzados y superficiales? ¿Tienen coherencia con lo que está sucediendo en ese tramo del libro?
  • No repitas palabras ni expresiones: Todos, absolutamente todos, tenemos nuestras “coletillas” a la hora de hablar y de escribir. Apunta en una lista esas palabras o expresiones de las que sueles abusar bastante a la hora de escribir… Tenlas presentes mientras corriges tu texto y apunta el número de cuántas veces aparecen. Si ves que has repetido en muchas ocasiones ciertas palabras o expresiones, cámbialas por sinónimos o cosas que expresen lo mismo.

Antique red book and pen, glasses with old typewriter

Consejos concretos a la hora de corregir

  1. Recuerda que “menos es más”. No dejes la paja en tus escritos. Al lector le gusta (casi siempre) ir al grano de la historia, con breves descripciones sí, pero sin despistarse demasiado en las explicaciones absurdas o en las descripciones que no aportan nada al texto. Por regla general, en casi todos los libros una vez finalizados, sobran palabras.
  2. No abuses de las palabras que acaban en -mente. Estas palabras suelen ralentizar la lectura.
  3. No alargues demasiado las frases. Las frases largas y liosas suelen despistar al lector. Esto sólo hará que tu lector se desmotive, pierda la concentración y por tanto, las ganas de continuar con el libro.
  4. ¡Cuidado con los tiempos verbales! Conjuga bien los verbos, sobre todo si tu libro tiene cambios bruscos en el tiempo.
  5. Lee tu texto en voz alta, sólo así, notarás claramente cuáles son las expresiones que se ven extrañas en tu narración y cuáles debes modificar.
  6. Ten siempre a mano el diccionario o el buscador de Google, en su defecto. Siempre habrá una palabra que no termina de salir o una expresión que quieres poner pero que no sabes exactamente cómo escribirla correctamente.
  7. No intentes innovar porque sí… Piensa que casi todo está inventado. Ve a por lo sencillo primero, para luego hacer lo complicado realmente bien. No intentes escribir textos super complejos de entender, hazlo simple.

Ser nuestro primer crítico literario a veces cuesta porque hemos “parido” nuestra propia novela y es como ese niño o niña a la que le hemos dedicado mucho tiempo, muchos desvelos…Pero debes ser objetivo con tu creación, sólo así, sacarás lo mejor de ella. ¡Suerte!


2 comentarios

  1.   Antonio Julio Rosselló. dijo

    Me parece muy bueno todos los consejos que brindas para corregir el libro que se ha escito. Los voy a tener en cuenta y ensiguida los pondré en práctica.

  2.   escuelaateneoliterario dijo

    Hola 🙂

    Dicen que escribir es reescribir y la reescritura se hace en la corrección, una parte que muchos escritores (sobre todo principiantes) se saltan o que reducen a la revisión ortográfica, pero una corrección seria es mucho más.

    De hecho, son necesarias varias correcciones por parte del autor antes de darle el visto bueno a su libro (y, en nuestra opinión, enviarlo a un corrector profesional). Cada una de esas correcciones, además, debe ocuparse de distintos elementos, como bien apuntáis: capítulos, personajes, diálogos…

    No es nada fácil corregir, pero es un paso imprescindible si se quiere pulir bien una novela y sacar al mercado algo potable.

    Felicidades por el post. Es muy completo. Lo compartimos 🙂

Escribe un comentario