¿Consejos para leer más rápido?

Leer más rápido

No, yo no soy la que te va a dar aquí una lista con 10 consejos a poner en práctica para leer más y más rápido. Si he decidido llamar a este artículo “¿Consejos para leer más rápido?” es porque es el título de otro artículo que he leído por ahí y que en cierta manera me ha indignado. La verdad es que no recuerdo la página, pero después de leer aquello, poco me importa.

Pero digo una cosa: ¿Por qué querría leer más rápido? En este artículo decían algo así como que si leías en todos los huecos libres que tienes durante el día, a lo largo de un año terminarías con la lectura de 200 libros. Sorprendente, ¿verdad? Para hacer eso, tendría que dejar de hacer todo esto otro:

  • No dedicarle tiempo a mi familia.
  • No dedicarle tiempo a mi rutina de deporte “casi” diaria (hora y media).
  • No dedicarle tiempo a mi pequeño rato de meditación.
  • No ver mis series favoritas o la única película buena que ponen a la semana en televisión.
  • No salir con mi chico a dar un simple paseo o a tomar unas cañas.
  • Etc, etc, etc…

¡Veamos y aclaremos puntos! Soy la primera interesada en empaparme de buenas lecturas; me encantaría que el día tuviese más horas para poder leer más; tengo una lista de por lo menos 10 libros pendientes que quiero empezar y acabar… Pero yo pregunto: ¿Leemos por afición o para batir récords? 

Me parece muy bien que haya personas que se pongan la cifra de leer 200 libros por año… A mí eso no me interesa. Sé, que por desgracia, me moriré sin que me de tiempo a leer grandes libros, por falta de tiempo y por dar prioridad a otros menesteres, pero ¿y qué? Leo para disfrutar, para relajarme, para “oxigenar” y aliviar mi cerebro después de un largo y arduo día de quehaceres, ¡no leo como si de una carrera de velocidad se tratase! 

Es cierto, que uno de mis propósitos de año, era leer una determinada cantidad de libros, pero ni por asomo eran 200, ni 100 libros… El día que haga eso, habré dejado de ver la lectura como un placer y será más bien una obligación. Pero también digo otra cosa, aquí cada cual es libre de hacer lo que quiera…


8 comentarios

  1.   Gabriel dijo

    Muy bien! Totalmente de acuerdo con usted.

  2.   Rodolfo Andrade dijo

    A esta, en realidad, no le gusta leer. Una hora y media diaria a la cultura física y menos a la cultura intelectual, es un decisión curiosa. Por eso, repiro, no le gusta leer y busca una excusa para que ello no resulta tan insultante para su yo interior.

    1.    Carmen Guillén dijo

      Hola Rodolfo… Me encanta la facilidad con la que usted ha afirmado que a mí simplemente no me gusta leer. Es cierto que dedico una hora y media al ejercicio físico (no existe la cultura física) pero, ¿acaso he dicho cuánto tiempo leo al día? ¿No, verdad? Por cierto, “esta” tiene nombre. Me llamo Carmen Guillén y créeme, para dedicarme a hacer artículos casi diarios de literatura, tengo que leer bastante.

      Otra cosa: no necesito excusas para contentar a mi yo interior. Cuando me apetece leo, cuando no, pues no lo hago y punto. Lo que no suelo hacer es dejar comentarios malintencionados dándomelas de intelectual con fallos gramaticales en su contenido. Gracias! 🙂

      1.    Jose dijo

        Rodolfo con su… (perdón no sé cómo clasificarlo) ha logrado lo que muchos mortales anhelamos: que “esta” DIOSA Carmen Guillén le dedique parte de su valioso tiempo y como si eso fuera poco, también unas letras ¡Yo podría morir en paz! ¿Hay que leer rápido? Sin duda, por ejemplo lo que hizo Rodolfo hay que leerlo muy rápido, incluso se puede pasar por alto de lo rápido, pero ahora, la respuesta de la diosa es como haber sido alcanzado por una boleadora: imposible leerlo rápido, quedé condenado por voluntad de la diosa a la linealidad del texto, a la palabra por palabra y devoto, lo leí lenta y repetidas veces. Gracias Su Majestad por escribir (y por cuidar su salud haciendo ejercicios, porque el cerebro también se nutre del ejercicio y mejora la escritura, obvio que mi congénere no hace ejercicios) a sus pies…

        1.    Carmen Guillén dijo

          Buenas tardes-noches Jose! Decirle que su comentario me ha sacado más de una sonora carcajada 😀 Aquí la NO-DIOSA (ya me gustaría a mí serlo jaja) le da las gracias por su comentario. Suelo (no siempre, esa es la verdad) contestar a los comentarios que me dejáis, me gusta que haya cierta interactividad. Cuando se escribe se hace para alguien, y si esos lectores te dedican parte de su tiempo a leerte, a contestarte qué les pareció (tanto para bien como para mal), ¿qué menos que responderles, no? Así que, mil gracias de nuevo.

          Un saludo!

          1.    Jose dijo

            Muy buena tarde Su Majestad (Estoy en Caracas, aún es de tarde) no imagina cuan grande privilegio me concede al responderme, soy su fiel seguidor y admirador ¡Ya podría morir en paz! (bueno, solo me falta saltar en birdman y bucear con un tiburón blanco fuera de la jaula). Dado que usted es una diosa y a las diosas jamás se les debe contradecir, imaginaré que usted ha descansado su bota en mi boca y obedientemente no diré nada con relación a su expresión de “NO-DIOSA”. Sigo atento a sus interesantes publicaciones… respetuosamente a sus pies… (qué alegría saber que logré hacerla carcajear)


  3.   Raquel Pinto dijo

    Claro, uno lee porque le gusta, porque se divierte, porque los libros nos llevan a volar, a imaginar, a conocer mundo, épocas, personas, historia, etc. Hay que considerar que el año tiene 12 meses. Si leemos un libro por mes, tenemos 12 libros. Hay algunos cortísimos, pueden ser dos o tres por mes o bien, aquellos que me gustan a mí, de muchísimas hojas. Con suerte podrás leerlo en dos meses. No sé, es un ejercicio exagerado, pero para qué queremos más. No olvidemos, “calidad v/s cantidad”.

  4.   Isabel dijo

    Buenos días
    Yo también leí las ”instrucciones para leer más rápido” a las q se refiere Carmen, a la q estoy infinitamente agradecida q haya manifestado lo mismo que yo pensé al leer ese artículo. Pues la verdad es que aluciné cuando leí que de cada renglón debíamos obviar las dos o tres primeras y últimas palabras (asombro total ) pues según la autora lo importante era la idea… ¿dónde deja la riqueza de vocabulario,juego de palabras, y lo q es más importante ”Disfrutar con la lectura” ??
    Según la autora de ese artículo lo importante es alcanzar un número determinado de lectura de libros.

    Gracias Carmen y Saludos a José de Caracas !!! Muy buen comentario

Escribe un comentario