¿Conoces la escuela donde se aprende a programar poesía?

Escuela de computación poética 2

Si a la pregunta que te hacíamos en el título de este artículo: ¿Conoces la escuela donde se aprende a programar poesía?, tu respuesta es que no, quédate a leer este artículo que es cuanto menos, bastante novedoso.

Se trata de la Escuela de Computación Poética de Nueva York, donde lo importante no son los resultados, sino el juego y la experimentación que se le de a la poesía. Los ordenadores, la programación y el arte de las letras en verso son los tres principales temas que se tocan en este curso, donde alumnos y profesores intercambian sus papeles para reflexionar sobre el ordenador como medio artístico mientras programan y recitan.

El curso cuenta con varios grupos de entre 15 y 20 alumnos cada uno y su duración es de 10 semanas. ¿Y en qué consiste exactamente esto de la experimentación con poesía? Seguro que te lo estarás preguntando. Pues bien, intento explicároslo: En este curso, los alumnos adquiere a lo largo de las horas ciertos conocimientos teóricos (estética, poética…), de ‘hardware’ y electrónica (Raspberry Pi, Arduino…) y de programación (Phyton, Github u OpenFrameworks). La Animación, las técnicas 3D, la visión por ordenador y la visualización de datos o matemáticas son algunas de estas “sorprendentes” clases.

Y si eres tan “purista” como yo en esto de la poesía, seguro que te acabas de echar las manos a la cabeza, pero sí… El lenguaje en verso, la estructura poética, también puede aplicarse a códigos html y java. ¡Increíble!

En dos años, por las aulas de la Escuela de Computación Poética han pasado alumnos de distintos rincones del mundo y de diferentes sectores profesionales, desde artistas hasta ingenieros, profesores o periodistas. Aunque una cierta formación tecnológica y conocimientos básicos de programación son convenientes para estudiar en esta escuela de arte, cada año eligen a una persona que no sepa nada de programación para que les de esa visión más artística que toda buena poesía necesita, aunque sea de programación.

En fin, como dijo nuestra querida novelista Ana María Matute: “el que no inventa, no vive”.


2 comentarios

  1.   Nestor Botta dijo

    ¿ donde puedo tener mas información sobre esta escuela . . . ?

    1.    Carmen Guillén dijo

      Hola Nestor, esta es su web http://sfpc.io/ Allí tienes todo! 😉

Escribe un comentario