Congreso de lingüística y filología en Montevideo

Aproximadamente serán mil los expertos en lenguas que se reunirán en Montevideo entre el 18 y el 21 de este mes en el XV Congreso Internacional de la Asociación de Lingüística y Filología de América Latina (ALFAL). El evento tiene como objetivo analizar las lenguas de América Latina.

Como se lo mire la selección que se hace de los idiomas español, portugués y los idiomas indígenas como objeto de estudio, es una selección hecha con un criterio más político que geográfico, histórico o propiamente lingüístico. Lo que tiene en común sobre todas las cosas el portugués, el español y las lenguas indígenas es que son los idiomas que se hablan del Río Grande hacia abajo (o hacia el Sur). 

El evento contará con la asistencia de especialistas procedentes de Europa, Asia, Australia y, por supuesto, de la propia Latinoamérica. El congreso se celebrará en Montevideo, capital del Uruguay, ciudad que tiene una importante tradición de escritores y de investigadores en el área de las humanidades.

Algunos de los temas a tratar serán:

– La lingüística amerindia. Curiosamente Montevideo carece de población indígena que hable alguno de las lenguas amerindias.
– La difusión del español en los medios de prensa. Sabido es que los medios de comunicación, actualmente, juegan un rol importantísimo en el devenir de un idioma. Por ejemplo, poniendo de moda una expresión u otra, pero, también, modificando el lenguaje de forma más profunda al crear una serie de asociación que quedan unidas a ciertas palabras.
– El desarrollo de los idiomas en las zonas fronterizas. También es sabido que, por ejemplo, la zona de intersección de portugués con el español da como resultados nuevos “dialectos”; pero no es el mismo el dialecto de la frontera del sur Brasil, que la del nordeste brasilero.
– La diáspora latinoamericana. Un tema nuevo para los lingüistas es el de los emigrante latinoamericanos que andan por el mundo y cómo el idioma es un reflejo (o una consecuencia) de su adaptación a ese nuevo realidad que les toca vivir.

El primer congreso se celebró en 1966 en la misma ciudad. Hoy, 42 años después, el tema del lenguaje sigue apasionado a los académicos y a muchos de nosotros.


Escribe un comentario