Cervantes, el Quijote… y las matemáticas

Según ha afirmado a EFE el escritor y matemático José del Río Sánchez, quien acaba de publicar en la editorial Akron el ensayo ‘También los novelistas saben matemáticas’, Miguel de Cervantes se valió de las matemáticas para relatar una escena de la novela española más relevante, en la que Don Quijote averigua cuántos reales son 3.300 cuartillos sin dividir esa cantidad por cuatro.

el autor

El autor

Licenciado en Matemáticas por la Universidad de Salamanca, actualmente es catedrático de esta materia en un Instituto de esa ciudad. Además de haber escrito numerosos artículos sobre la enseñanza de las matemáticas y de haber impartido más de cien conferencias por toda la geografía española, ha publicado libros de texto para estudiantes de Educación Secundaria y otros sobre la didáctica de esta materia destinados al profesorado, así como dos volúmenes de poesía.

‘También los novelistas saben matemáticas’

El libro publicado por Akron es un ensayo en el que su autor hace referencia también a escritores tan diversos que emplean esta ciencia en su literatura, como Vargas Llosa, José Saramago, Julio Cortázar, César Aira, Luis Goytisolo, Bernardo Atxaga, Javier Cercas y Stieg Larsson, entre otros muchos, según ha citado José del Río. El autor recopila en esta obra las referencias a las matemáticas que ha ido encontrando en las novelas que ha leído en los últimos diez años, con lo que descubre al lector que hay multitud de situaciones en las que aparece esta ciencia en diversas aplicaciones.

Una de ellas, de las más llamativas, aparece en El Quijote, cuando el protagonista de la novela hace una serie de cálculos para averiguar cuántos reales son 3.300 cuartillos -un cuartillo era, recuerda el Diccionario de la RAE, la cuarta parte de un real- sin dividir esta cantidad por cuatro. Para ello, Quijote divide la suma de 3.300 en 1.500, por un lado, y 150, por otro -las correspondientes mitades de los millares y de las centenas de la cantidad total-, y llega al resultado de 825 reales después de haber dividido aquellas dos mitades resultantes por dos (750 y 75) y de haber sumado sus respectivos resultados. Este episodio ocurre cuando Sancho Panza, a quien Don Quijote le ha encargado que se dé unos azotes para que Dulcinea se libere del encantamiento que la ha convertido en aldeana, pide cuentas al protagonista y éste le responde que cobrará lo que lleve en el zurrón: 3.300 cuartillos, o, lo que es lo mismo, 825 reales.

‘También los novelistas saben matemáticas’ se presenta como un libro insólito y atractivo, con cuya lectura no sólo se desvelan algunos misterios matemáticos que amplían la comprensión y el disfrute de la literatura, sino que también se descubre un mundo de inesperadas relaciones con el arte, con la historia y con la vida humana en general.


Un comentario

  1.   jjdanwcer dijo

    Un placer saludarte y saludar a los lectores de este blog. Gracias por tanta información un saludo a todos. jjdanwcer

Escribe un comentario