Catton crea una beca para que los escritores puedan leer

Eleanor Catton
Parece algo insólito pero es verdad o al menos así lo ha dicho Eleanor Catton al periódico The Guardian, autora de Las Luminarias y ganadora de varios premios, entre ellos, el premio Booker. Catton creará una beca para que autores jóvenes con talento puedan disfrutar de meses de lectura sin tener que preocuparse por sobrevivir. El fin de esta beca y de Catton es que los nuevos autores disfruten de las lecturas para que cuando escriban, sus textos sean más ricos y creen obras con más calidad.

Eleanor Catton es una joven escritora que como muchos se ha visto imposibilitada muchas veces de ejercer su profesión por problemas económicos o simplemente se ha visto apretada por el tiempo y no podía leer durante la creación de una obra. Ahora dice que su situación económica es más desahoga y que ha reunido el dinero de varios premios para crear estas becas.

Por el momento esta beca no tiene nombre, pero Catton tiene muy claro que su fin será la de dar al premiado dinero para que pueda leer al menos durante tres meses. No tiene intención de pedir mucho papeleo ni exigir requisitos imposibles. El escritor premiado tendrá que presentar únicamente un resumen de sus lecturas y publicarlas en una web que indicará Catton, para que cualquier escritor y lector pueda ver e interesarse por las lecturas. La cuantía de la beca aún está en el aire. Se está barajando cantidades entre los 3.000 dólares y las 7.500 libras esterlinas. Una beca bastante respetable por lo menos para su finalidad: leer tantos libros como se pueda.

Catton sigue la corriente que indica una lectura exhaustiva antes de crear un libro

Catton no es la primera escritora que reivindica el poder de la lectura, existen otros autores como Chris Cleave o McBride  que abogan por el placer de la lectura y están en contra de la corriente creada por las editoriales dónde los autores juegan un papel de simples máquinas creadoras de libros y no de títulos.

Conclusión

Es muy digno de alabar las acciones de esta autora, pero posiblemente  otras alternativas puedan ser más eficaces que una beca, si lo que realmente pretende es que los nuevos escritores creen una literatura más rica y compleja. Aún así he de reconocer que en la tarea en la que se ha embarcado Eleanor Catton es muy loable y muy positiva, algo que ojalá marque tendencia y escritores que se han enriquecido a base de vender papel, aporten algo de calidad a la sociedad. ¿Alguien se presenta voluntario para crear alguna beca más?


Un comentario

  1. Este tipo de iniciativas podrían ser globales

Escribe un comentario