Cartas a Théo

vincent-van-gogh-bedroom-at-arles-8280

“Trabajo en un paisaje con campos de trigo, que no creo inferior al vergel blanco por ejemplo, está en el género de los dos paisajes: Butte Montmartre, que han estado en los Independientes, pero creo que es más sólido y tiene un poco más de estilo. Y tengo otro motivo, una granja y dos molinos, que será probablemente el que le hará juego. Estoy muy deseoso de saber lo que hará Gaugin. Espero que podrá venir. Me dirás que no sirve de nada pensar en el porvenir, pero la pintura avanza lentamente y a este respecto se debe calcular por anticipado. (…)”

Éste fragmento pertenece al libro titulado “Cartas a Théo“, que corresponde a la correspondencia que Vincent Van Gogh compartió con su hermano Theó durante muchos años. Mientras aquel pintaba, éste último lo mantenía fiel a la idea de que su hermano, el pintor, terminaría triunfando. Aunque nunca pudo verlo triunfar, sino hasta muchos años después de su muerte.

Para quienes consideren interesante, o apasionante el misterio que se mantuvo oculto detrás de aquel genio del pincel, sólo aquí, y por medio de cada una de sus cartas, es que se empieza a entender, más no sea de a pizcas, el universo que por detrás del lienzo sostenía al talentoso de rebanada oreja.

Nota: Quiero agradecer a Raul quien se ofreció como traductor del poema de Alexander Pope que publiqué hace algunos días. Sepa, caballero, que me ha arrancado una feliz sonrisa.


Escribe un comentario