Carmen Martín Gaite será homenajeada en la Feria del Libro de Madrid

Carmen Martín Gaite

La Feria del Libro de Madrid se acerca. A partir del 29 de mayo, el parque de El Retiro se llenará con las más de 350 casetas y 450 expositores que atraerán a miles de amantes de la literatura y curiosos en general.

En esta 74 edición varios son los autores homenajeados como Ana María Matute, José Ángel Valente, Dámaso Alonso, Teresa de Ávila y Carmen Martín Gaite, sobre quien vamos a hablar hoy.

Quince años hace que nos dejó esta escritora salmantina, icono de las letras españolas con su característico pelo cano y sus boinas, todo un referente visual para una escritora excepcional.

Carmen Martín Gaite es una de esas escritoras olvidadas, que se mencionan de pasada en los libros de texto de literatura, pero que sin embargo, fuera de nuestras fronteras, representan lo mejor de la literatura en castellano.

Tanto es así, que la lectura de su obra El cuarto de atrás es obligada en algunas universidades estadounidenses para aquellos que quieran graduarse en estudios de lengua y literatura española.

Carmen Martín Gaite (1925-2000), nació en Salamanca donde estudió y se licenció en Filosofía y Letras. Tras obtener su licenciatura, se trasladó a Madrid donde obtuvo su doctorado en la Universidad Complutense. En esta ciudad conoció a Ignacio Aldecoa, quien la introdujo en su círculo literario donde conoció a escritores como Alfonso Sastre, Juan Benet, Josefina Rodríguez o Rafael Sánchez Ferlosio, con quien se casó en 1954. Así quedó incluida entre lo que se denominó la Generación del 55 o Generación de la Posguerra.

Entre sus obras destacan El cuarto de atrás, un texto a medio camino entre el ensayo y la novela, Entre visillos, Retahílas, Caparucita Roja en ManhattanIrse de casa o Lo raro es vivir.

Fue la primera mujer en obtener el Premio Nacional de Literatura con El cuarto de atrás, en 1978. También obtuvo el Premio Príncipe de Asturias en 1988, compartido con el poeta gallego José Ángel Valente. En 1994 se le concedió el Premio Nacional de las Letras al conjunto de su obra. Aunque su lista de prestigiosos premios es larga y extensa.

Una escritora que pudo saborear en vida su éxito, cosechando éxitos de crítica y público hasta el final de su vida. Un cáncer se la llevó el 23 de julio del año 2000, tan sólo un mes y medio después de haber sido diagnosticado.

Por suerte, nos queda su obra y sus fotografías con su boina y ese magnetismo melancólico que siempre la acompañó.


Escribe un comentario