Boris Godunov, de La Fura dels Baus

Este fin de semana se ha representado la última función de la obra Boris Godunov que La Fura dels Baus hará en el Teatro Rosalía de La Coruña. El punto de partida que los autores reconocen haber usado en la realización de esta obra es el secuestro que se produjo en Rusia en 2002 en el teatro Dubrovka, que acabó con la muerte de más de 170 personas. Sin embargo, no se trata de una obra basada en tal acontecimiento histórico, sino que fue solo «la inspiración para crear una nueva ficción» y un motivo para reflexionar sobre «la lucha por el poder, la violencia como método para imponer unas ideas y la corrupción de las estructuras de poder que acaba castigando siempre a víctimas inocentes».

Durante la representación se escenifica un secuestro en el que los espectadores hacen de rehenes y ello implica que el espacio escénico se amplía a toda la sala. Todo con el objetivo de plantear «por qué suceden estas cosas, por qué tratamos de ir a la paz a través de la guerra, cuando la paz sólo se puede conseguir a través de la paz» y con la convicción de que es necesario enfrentarse a los miedos para poder combatirlos.

La elección del título se debe a que el hilo conductor de Boris Godunov proviene de la obra homónima del autor Aleksandr Pushkin, que nos habla, «desde el siglo XIX, de una realidad bastante parecida a la que padecemos hoy», según explica La Fura dels Baus.

Boris Godunov se ha representado ya en varias ciudades durante 2008, y aún se podrá ver hasta setiembre de 2009 en distintas salas de España, Italia, Estados Unidos de América, Portugal, Grecia y Brasil.

Referencias


Escribe un comentario