Borges y el canibalismo

Jorge Luis Borges

Hoy contaremos otra anécdota de Jorge Luis Borges, del cual hemos hablado en numerosas ocasiones siempre con motivo de algunas de sus ironías públicas, las cuales sin duda están fuera del alcance de la invención del común de los mortales.

En esta ocasión nos situamos en otra de sus comparecencias con motivo de la presentación de alguno de sus libros a la que concurrieron muchos periodistas.

Uno de ellos parecía empeñado en sacar de quicio al genial escritor argentino… pero el temple de este era superior a sus preguntas y por mucho que lo intentaba no lograba sacar la peor faceta de Borges.

Por fin tuvo la brillante idea de probar con algo más fuerte para ver si así lograba hacer saltar el resorte que diera con la ira del novelista y, ni corto ni perezoso, le espetó la siguiente e irrespetuosa pregunta para sorpresa de todos los presentes.

El periodista le dijo:

-Señor Borges ¿Es verdad que en su país todavía hay caníbales?

Lejos de perder la compostura, Borges no solo supo contenerse sino que volvió a sacar a relucir esa gran habilidad para el uso de la ironía que tan propia le era respondiendo así:

-Ya no: nos los hemos comido a todos.

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Guerra y paz


3 comentarios

  1.   Jorge dijo

    …que diera con la ira del novelista???
    Si vas a escribir y publicar estudia fiera!!!!

    1.    Diego Calatayud dijo

      Amigo Jorge,

      Ciertamente tienes razón en tu apunte, el cual agradecemos: Borges, uno de los más destacados escritores de narrativa era “cuentista” y no novelista, ya que no llegó a publicar novelas y sí colecciones de cuentos.

      De igual manera que agradezco tu acertada corrección para con mi lapsus, creo que la manera en que la has dado no es del todo educada. (A propósito de la cual te diré, si me lo permites, que los títulos universitarios no son sinónimo de perfección. Yo mismo soy licenciado en filología hispánica, y como bien has dicho, metí un pequeño gazapo en este artículo, y a buen seguro no será el último que cometa en mi vida… Tener o no estudios no priva a nadie del derecho a equivocarse, sobre todo si tiene, como estás comprobando que es mi caso, la capacidad para admitir sus errores con naturalidad y sin problemas y agradecer las correcciones).

      Un cordial saludo

      Esperamos verte a menudo por la web.

  2.   Leo dijo

    Grande, que buena respuesta, unos pocos más con tu actitud, le harían muy bien a este mundo.

Escribe un comentario