Bohumil Hrabal, eterno inconformista

Bohumil Hrabal

En el artículo de ayer nos referíamos a las diversas fases de creación del texto literario, las cuales explicó en su día bastante bien el novelista Bohumil Hrabal, que afirmaba, como os contamos, que la primera de las fases consistía en un volcado de lo que estaba en la mente en el primer papel que se pillara a mano, para luego recortar, hacer cambios y finalmente guardarlo en un cajón para verlo más adelante con diferente perspectiva temporal.

Pero todo ello no era suficiente para Hrabal, que ansiaba encontrar la forma final perfecta, cuya guinda muchas veces le sobrevenía de manera repentina como él mismo explicó:

“Luego, un buen dia, estás volviendo de la cervecería o yendo hacia allí, o tienes una cerveza delante y de pronto oyes detrás de ti, o en la mesa de al lado, un suceso y la sonrisa se te dibuja en la cara; nadie sabe nada, solo tú sabes que ésa es la última piedra, la última tesela de un mosaico que ya está completo, no se puede añadir nada ni quitar nada, está listo, acabado, firmado; pero con eso también está ya muerto, porque ha acabado de divertirte”.

Más información – Bohumil Hrabal, la escritura en diversas fases

Foto –Guardian

Fuente – Escribir es un tic (Francesco Piccolo)


Escribe un comentario