Biografía de Virginia Woolf

 

Virginia Woolf nació en Londres el 25 de enero de 1882 en el seno de una familia culta y aristocrática.

Su niñez fue bastante difícil, primero perdió a su madre, luego murió su hermana Stella, y durante todos esos años sufrió abusos sexuales por parte de sus hermanastros. 

Cuando murió su padre, en 1905, antes de que Virginia cumpliera los 23 años, la joven escritora ya había tenido su primer intento de suicidio.

Sin embargo, siguió adelante y continuó su vida dentro del mundo de la literatura. Así fue parte del denominado “grupo de Bloomsbury“, el que era frecuentado por escritores como Edward Morgan Forster, el crítico Robert Fry y el economista John Maynard Keynes. Allí, en el Grupo de Bloomsbury, Virginia conoció a su esposo, Leonard Woolf. Junto a él llevaron adelante la editorial Hogarth Press, encargada de editar a personajes tan importantes como Katherine Mansfield, T. S. Eliot o al mismo Sigmund Freud (vaya paradoja).

Para esa época, Virginia ya hacía tiempo que publicaba críticas literarias en diferente periódicos de Londres y habían ido apareciendo sus primeras novelas: Viaje de ida en 1915, y Noche y día en 1919, obras destinadas a romper con todos los esquemas, obras imaginativas y suavemente revolucionarias (más que llenas de libertad, carentes de represión).

En ellas, como en sus posteriores obras, la trama argumental no es ya el centro de la obra, sino que el discurso narrativo, analítico pero exquisitamente sutil, pasan a ser el elemento primordial.

La señora Dalloway en 1925 y Al faro en 1927, fueron obras ampliamente elogiadas, que le valieron el reconocimiento unánime de su maestría técnica y que la consagraron como escritora. 

Orlando de 1928 es una peculiar novela sobre un personaje que vive cuatro siglos y cambia de sexo a lo largo del tiempo. El personajes está basado libremente en Vita Sackville-West, amiga y amante de Virginia.

Los siguientes años marcan una producción casi anual: Una habitación propia en 1929, Las olas en 1931, Tres guineas en 1938 y Entre actos en 1941, en las que se destaca, entre otras tantas cosas, el admirable uso de la prosa en la técnica del monólogo interior.

Hay que aclarar que toda la vida de Virginia Woolf estuvo marcada por el trastorno psiquiátrico que padeció, enfermedad que hoy conocemos como Trastorno Bipolar y que sumía a la escritora en hondas depresiones y luego en períodos maníacos.

En una de esas depresiones, Virginia Woolf fue hasta un río cercano a su casa, puso piedras en sus bolsillos y terminó con su vida ahogándose.

Dejó una carta para su hermana y otra para su querido esposo. A nosotros nos dejó sus obras.


2 comentarios

  1.   g klzd dijo

    olaa

  2.   neireth dijo

    un poco triste la vida de virginia woolf

Escribe un comentario