Breve biografía de Pío Baroja

Foto de Pío Baroja y Nessi

Pío Baroja nació en San Sebastián en el año 1872 y murió en Madrid de 1956. Su nombre completo era Pío Baroja y Nessi (tenía uno de esos nombres difícilmente olvidables).

Estudió Medicina en Madrid y Valencia, algo que poco o nada tenía que ver con la literatura y llamó a su tesis doctoral “El dolor, estudio psicofísico”. Algunos de sus trabajos previos a la literatura fueron como panadero junto a su hermano en una panadería familiar y 2 años como médico en Guipúzcoa.

Su primer amigo relacionado con el mundo literario fue Azorín, y a partir de entablar esta amistad, dedica por completo su tiempo a la escritura y a la literatura en general.

El hecho de que fuese un gran viajero, le dio una perspectiva bastante abierta en su afición y trabajo en la literatura. Conoció numerosas ciudades tanto de España como de Europa, siendo París uno de los lugares más visitados por el escritor español. Con el inicio de la Guerra Civil, Pío Baroja decide hacer las maletas y poner rumbo a Francia de donde regresa en 1940.

Quienes lo conocieron, decían que el escritor vasco tenía un carácter bastante introvertido. Era tímido y también algo solitario, quizás la razón para que no se le conociera ningún amor oficial.

Literato de la generación del 98

Biografiía de Pío Baroja

Fue un escritor bastante prolífico, ya que escribió la friolera de más de 60 novelas (algunas trilogías) y muchísimos cuentos. Escribía de todo tipo de temáticas: desde ensayos, biografías, poesía, teatro, narrativa y hasta libros de memorias.

Si nos adentramos aún más en su literatura, podemos dividir su trayectoria literaria en 3 etapas distintas:

  1. Primera etapa: Abarca desde 1900 hasta 1914. Durante estos 14 años, Baroja escribió las novelas más representativas de la generación del 98. Algunas de sus trilogías fueron “Tierra vasca”, compuesta por las novelas “La casa de Aizgorri”, “El mayorazgo de Labraz” y “Zalacaín el aventurero”; otra trilogía fue “La vida fantástica” donde encontramos los textos “Aventuras, inventos y mixtificaciones de Silvestre Paradox”, “Camino de perfección” y “Paradox, rey”; otra más titulada “La lucha por la vida” que incorpora una de las novelas más famosas de Baroja, “La busca” junto con la “Mala hierba” y “Aurora Roja”. La última de sus trilogías de esta primera época fue “La raza” compuesta por “El árbol de la ciencia”, “La dama errante” y “La ciudad de la niebla”. Otras obras también conocidas que podemos incluir en esta etapa fueron “César o nada”, “Las inquietudes de Shanti Andía” y “El mundo es ansí”.
  2. Segunda etapa: Corresponde a los años entre 1914 y 1936. En esta segunda fase podemos encontrar el libro titulado “La sensualidad pervertida” y tres de las cuatro novelas agrupadas bajo el título de “El mar”, que fueron, “El laberinto de las sirenas”, “Los pilotos de altura” y “La estrella del capitán Chimista”. En esta segunda etapa podemos encontrar sobre todo obras históricas como es el caso de la colección de 22 novelas conocida como “Las Memorias de un hombre de acción” escritas entre 1913 y 1935.
  3. Tercera etapa: A partir del año 1936, Baroja sufre cierta decadencia literaria y únicamente dedica su redacción a sus memorias, las cuáles ocuparon en total 7 volúmenes conocidos como “Desde la última vuelta”, escritos desde 1944 hasta 1949.

Características de la obra de Pío Baroja

Portada de la sensualidad Pervertida una de las múltiples novelas de Baroja

De Pío Baroja podemos decir que generalmente se dan estas características en casi todas sus obras:

  • Soltura para la creación de personajes.
  • Buena escenificación y situación de los personajes en cada desarrollo de las obras.
  • Elemento común en casi todas sus obras: la inadaptación de sus personajes. Casi siempre son inconformistas que lucha y se rebelan por lo que les ha tocado vivir, por un cambio de la sociedad, etc. Son personajes “cansados de vivir” y sin esperanza.
  • Revela en su literatura la realidad de la época (este apunte es común a todos los escritores de la generación del 98).
  • Su literatura estaba compuesta por frases breves, léxico sencillo, sin demasiado adornos,…
  • Sus novelas eran demasiado realistas y muy objetivas. Aun así, su narración era bastante abierta y fragmentaria, conseguida sobre todo por los diálogos de sus protagonistas.
  • En sus obras podemos encontrar aventuras, anécdotas, temas filosóficos y también psicológicos.

Algunos de sus textos literarios

A continuación podréis leer un breve fragmento de su obra “Juventud, egolatría”, publicado en 1917:

“En mis libros, como en casi todos los libros modernos, se nota un vaho de rencor contra la vida y contra la sociedad…

El primero ha sido siempre el lugar común de los filósofos. La vida es absurda, la vida es difícil de digerir, la vida es como una enfermedad, han dicho la mayoría de los filósofos.

Yo estoy convencido de que la vida no es buena ni mala, es como la Naturaleza: necesaria. La misma sociedad no es tampoco buena ni mala. Es mala para el hombre que tiene una sensibilidad excesiva para su tiempo; es buena para el que se encuentra en armonía con el ambiente.

Un negro puede ir desnudo por la selva en donde cada gota de agua esté impregnada de millones de gérmenes palúdicos, en donde haya insectos cuya picadura levante abscesos y en donde la temperatura se eleve a más de cincuenta grados a la sombra.

Un europeo, acostumbrado a la vida protegida de la ciudad, ante una naturaleza como la tropical, sin medios de defensa, moriría.

El hombre debe tener la sensibilidad que necesita para su época y para su ambiente; si tiene menos, vivirá como un menor de edad; si tiene la necesaria, vivirá como un hombre adulto; si tiene más, será un enfermo”.

Frases y citas célebres de Pío Baroja

Vida, muerte y obra de Pío Baroja

A continuación, podréis leer frases y citas que dijo Pío Baroja, quien no tenía ningún pelo en la lengua a la hora de hablar claro y sentenciar (lo alabo):

  • “Sólo los tontos tienen muchas amistades. El mayor número de amigos marca el grado máximo en el dinamómetro de la estupidez”.
  • “La verdad no se puede exagerar. En la verdad no puede haber matices. En la semi-verdad o en la mentira, muchos”.
  • La claridad en la ciencia es necesaria; pero en la literatura, no. Ver con claridad es filosofía. Ver claro en el misterio es literatura. Eso hicieron Shakespeare, Cervantes, Dickens, Dostoiewski…”.
  • “El psicoanálisis es el cubismo de la medicina”.
  • “Yo creo que la gente, cuando es inteligente y completamente normal, no debe pretender el ser rara y extraña, porque llega al absurdo inventado”.
  • “Si alguna vez descubre usted alguna ley, sea usted prudente y no trate de aplicarla. Ha descubierto la ley…, es bastante. Porque si esta ley es física y trata de aplicarla en una máquina, tropezará con la materia bruta; y si es una ley social, tropezará con la brutalidad de los hombres”.
  • “Realmente, no sé si con justicia o no, a mí no me admira el ingenio, porque se ve que hay muchos hombres ingeniosos en el mundo. Tampoco me asombra que haya gente con memoria, por grande y portentosa que sea, ni que haya calculadores; lo que más me asombra es la bondad, y esto lo digo sin el menor asomo de hipocresía”.
  • “La literatura no puede reflejar todo lo negro de la vida. La razón principal es que la literatura escoge y la vida no”.
  • “El mundo, para nosotros, es representación, como decía Schopenhauer; no es una realidad absoluta, sino un reflejo de ideas esenciales”.
  • “Cuando uno se hace viejo, gusta más releer que leer”.

 


Categorías

Escritores

Carmen Guillén

Estudiante de Psicología, monitora educacional y con múltiples aficiones, entre ellas la lectura. Agradezco un buen clásico pero tampoco me cierro... Ver perfil ›

Un comentario

  1.   carolina dijo

    en 1872 – 1956

Escribe un comentario