Benjamin Lacombe, el libro convertido en arte

Benjamin Lacombe

¿Un grupo de personas haciendo cola en la calle en pleno mes de noviembre para entrar en una librería en Madrid? ¿Qué pasa? Pues pasó. La razón fue que Benajamin Lacombe pasó por Madrid para firmar ejemplares de su último libro: una adaptación de la ópera Madame Butterfly de Puccini.

Este ilustrador y autor nacido en París en 1982 se ha convertido en uno de los más importantes de la actualidad, destacando por un estilo caricaturesco que denota elegancia, fragilidad y melancolía.

Madame Butterfly es la historia del amor frustrado entre una geisha y un joven oficial estadounidense. En esta versión, Benjamin Lacombe nos ofrece una visión más dramática ya que nos revela la voz inédita de un Pinkerton atormentado por los remordimientos.

El libro de Lacombe se lee por delante y por detrás. No se debe obviar el reverso de las páginas porque, encuadernado en forma de acordeón, se abre un desplegable de diez metros de largo realizado con dibujos de Lacombe a lápiz y acuarela.

El ilustrador francés aprovecha este espacio para crear un mundo íntimo donde se superponen momentos y emociones personales de los protagonistas que aportan riqueza metafórica y visual a la historia narrada.

Aunque Benjamin Lacombe ha estado ligado a la literatura juvenil desde sus inicios, ha publicado clásicos ilustrados como los Cuentos macabros de Edgar Allan Poe, la historia de Nuestra Señora de París con el texto íntegro de Víctor Hugo, Blancanieves o la hermosa leyenda oriental de Los amantes mariposa.

Sus narraciones abordan principalmente los temas de la infancia, la nostalgia y el rechazo social. Sentimientos enfatizados por sus ilustraciones para las que utiliza técnicas como el gouache, el lápiz, la acuarela y la pintura al óleo. El resultado son creaciones preciosistas, coloristas, melancólicas y repletas de detalles.

Quienes ya sean seguidores de este genial artista, en el Museo ABC de Madrid hay una exposición con dibujos y bocetos originales de Madama Buttlerfly. Yo la he visto y la recomiendo, es increíble poder ver el proceso de creación de algo tan hermoso.

Reconozco que no conocía a Benjamin Lacome hasta que una amiga me pidió que la acompañara a la firma de libros. Como todo el que ve sus libros, yo los tengo anotados para hacerme con ellos cuando la economía me lo vaya permitiendo.


Escribe un comentario