Barcelona quiere ser Ciudad de la Literatura de la Unesco

Barcelona quiere ser Ciudad de la Literatura de la Unesco

Barcelona optará a ser Ciudad de la Literatura dentro de la Red de Ciudades Creativas UNESCO. Para conseguir, entre otros argumentos, la ciudad condal se ha reivindicado como “un centro editorial mundial y un punto de encuentro e intercambio internacional entre todos los agentes de la cadena del libro y la literatura”.

Este lunes se celebró el acto del Consejo Promotor para la presentación de la candidatura de Barcelona como Ciudad de la Literatura de la UNESCO en el Ayuntamiento de la capitalidad catalana, presidido por su alcalde, Xavier Trias. Aunque de momento no se ha abierto el plazo para presentar la candidatura,  el teniente de alcalde de Cultura de Barcelona, Jaume Ciurana, ha asegurado que la tienen a punto.

El Institut Ramon Llull, la Institució de les Lletres Catalanes y el consorcio de Bibliotecas de Barcelona son los socios colaboradores de la candidatura con un consejo promotor en el que no falta prácticamente nadie del sector editorial, las universidades y otras instituciones culturales.

Barcelona considera que tiene diez puntos clave para convertirse en una más de las capitales literarias. Se presenta a la Unesco como una ciudad con un patrimonio literario rico y de amplia trayectoria histórica con escritores que han “contribuido a la literatura mundial, escribiendo en catalán y castellano”, destaca el documento de la candidatura.

Este documetno también añade que la propia ciudad ha sido fuente de inspiración de autores de todas las épocas.

Barcelona está convencida de que juega a ganar porque, entre otras cosas, es la capital editorial mundial en dos lenguas: castellano y catalán y tiene un ecosistema editorial que combina los grandes grupos internacionales y un amplio abanico de pequeños sellos independientes.

Sant Jordi, la fiesta del libro en la calle que atrae a centenares de miles de personas año tras año, es una de las principales bazas que exhibe la candidatura de Barcelona a la Unesco.


Escribe un comentario