Azul, la delicada obra de Rubén Darío

Páginas del libro Azul de Ruben Darío

Rubén Darío, que en las publicaciones anteriores a la que ahora nos ocupa había mostrado su lado más romántico e intimista llegando incluso a imitar al sevillano Gustavo Adolfo Bécquer, inicia su etapa más brillante y mas formal, la del modernismo, con la confección de esta gran obra en la que se incluyen cuentos breves en prosa y algunos poemas, en los que está muy presente la delicadeza y en los que se puede vislumbrar su lectura de los escritores franceses.

Darío recrea en las páginas de “Azul” un mundo fantástico habitado por princesas, cisnes, hadas y centauros, en el que el léxico es rico y exquisito y abundan los elementos exóticos que muestran cierta aristocracia y cierto parnasianismo a la par que un rechazo a la realidad burguesa de la que el autor no quiere formar parte. En cierta manera lo que se busca en estas páginas es la creación del arte por el arte.

La sensualidad está presente de principio a fin y el uso que se hace de los adjetivos es algo escandalosamente bien logrado. Las imágenes que se presentan en el libro son novedosas e inauditas, lo mismo que el tono, lo que ayudó al éxito de la obra que sorprendió a propios y extraños por su forma y por su contenido.

Pero como buena obra modernista el símbolo está muy presente y hay dos esenciales que se repiten a lo largo de ella que son el propio color azul que da título al libro, que es en palabras de Darío “el color del ensueño” y el cisne que representa el amor carnal a la par que la pureza, representada en el color blanco de dicho animal, en el que la curva del cuello sugiere para algunos un signo de interrogación misterioso y sugerente.

Más información: Breve Biografía de Rubén Darío

Foto: todocoleccion.net

Fuente – Oxford University Press


Escribe un comentario