¿Ayudarían los textos de colores a leer libros “difíciles”?

textos-colores

Muchos autores ilustres murieron sin ver cumplidos algunos de sus deseos en lo que respecta a algunas de sus obras; voluntad que diversas fundaciones se han encargado de restaurar años después del fallecimiento en más de una ocasión.

Uno de estos ejemplos tiene como protagonista a William Faulkner, escritor al que siempre le hubiera gustado aplicar diferentes colores a las 14 secciones temporales de El ruido y la furia, libro conocido por sus constantes saltos argumentales y una lectura algo densa incluso para los más ávidos devoradores literarios.

Hace unos años la voluntad de Faulkner fue cumplida dando como resultado una nueva edición de su obra y la certeza de que, quizás, los textos de colores sí ayuden a leer libros “difíciles”.

Acuarela y la reinvención de otros clásicos

William Faulkner

Corría 1929 cuando la Gran Depresión se cernía sobre Estados Unidos y la publicación de la cuarta novela de William Faulkner, El ruido y la furia, parecía profetizar tan decadente etapa para los yankis.

Una obra señalada por muchos críticos como una de las mejores de su tiempo y de su autor, si bien muchos amantes de la literatura se las han visto y deseado para avanzar a lo largo de esta historia acerca del final de una familia del sur profundo de Estados Unidos  colmada de saltos temporales.

De hecho, el propio Faulkner aseguró a los pocos años de la publicación que le hubiera gustado ver impresa una edición de su libro formada por textos de diversos colores, un deseo ciertamente imposible en aquellos tiempos y tan sólo limitado al formato negrita que el autor aplicó a algunos textos.

Tendrían que pasar 83 años para que el deseo de Faulkner se hiciera realidad cuando en 2012, y a petición de algunos de los miembros de la asociación The Folio Society, una nueva edición de el El sonido y la furia fue impresa en 14 colores diferentes que a su vez representaban las 14 franjas temporales del libro.

Un hecho que a pesar de su recepción tardía sirve para poner de manifiesto la necesidad por seguir innovando en el mundo editorial, especialmente en un tiempo en que la fiebre de los libros electrónicos permitirían realizar verdaderas proezas a bajo costo en lo que respecta al formato y comprensión lectora.

Y es que a pesar de la condición de clásico de ciertas obras universales, posiblemente Ulises de James Joyce (novela de la que bebe la obra de Faulkner) sería más amena gracias al uso de los colores. O quizás Cortázar debiese haber cambiado la estructura de Rayuela por la de Acuarela y Gabriel García Márquez aplicar tantos colores como personajes para Cien años de soledad, novela que a más de uno (incluido este autor) nos llevó a recurrir al árbol genealógico de los Buendía vía Google como si no hubiera un mañana.

Saber si sería más fácil leer libros “difíciles” con textos de colores supone un último acercamiento a la reinvención de esas obras literarias tan magnas como densas para más de un lector.

Por el momento, tomémoslo como una simple reflexión.

¿Crees que sería bueno aplicar esta idea a ciertos libros?


Categorías

Literatura

Alberto Piernas

Amante de la literatura exótica (Arundhati Roy, Thiong'o, Gabo) y escritor de viajes y literatura. Como autor de ficción he publicado Cuentos de... Ver perfil ›

4 comentarios

  1.   Ricardo Radawski dijo

    No creo que los colores puedan cambiar algo sobre el argumento de alguna obra
    Nuestro cerebro es el que que pinta de colores a cada momento de las escenas
    que leemos

  2.   the cuentista dijo

    Que interesante… No tenia ni idea de lo de Faulkner. Habra que leer El Sonido y la Furia en colores y ver si surte efecto. Y si es asi, por favor, marchando una de Moby Dick en los colores del arcoiris.

  3.   Jimmy Olano dijo

    “una nueva edición de el El sonido y la furia fue imprimida en 14 colores diferentes ”
    ¿imprimida o impresa? Por una duda que tengo.

    1.    Alberto Piernas dijo

      Hola Jimmy.

      En efecto es impreso, ya que no funciona como adjetivo sino como participio. Fallo tonto 🙁

      Gracias por el aporte. Saludos!

Escribe un comentario