Autores: Yoshihiro Tatsumi

El autor del que hablaremos hoy no es especialmente conocido entre los otakus de nuestro país, incluso es posible que les suene más a los aficionados al cómic en general que de vez en cuando echan un vistazo a los manga más serios y adultos, pero por eso estamos aquí, para remediarlo. Se trata de Yoshihiro Tatsumi (1935), todo un veterano del manga que a pesar de ser bastante desconocido aquí ha recibido la atención de algunas de nuestras editoriales, especialmente en los últimos años pero con un precedente en 1984 llamado Qué triste es la vida y otras historias y publicado por La Cúpula.

Más que por un título concreto, este señor es conocido por ser el creador del término gekiga, que es el manga serio, duro, alejado de los típicos ojos enormes y brillantes que se le suelen atribuir. Osamu Tezuka es también un clásico y sus obras son más conocidas e importantes, pero su trabajo más popular, Astroboy, es un ejemplo de lo opuesto al gekiga.

Decíamos que algunas editoriales de nuestro país han prestado atención al maestro Tatsumi, y lo podemos ver en la publicación de varios recopilatorios de historias cortas, como Infierno, Goodbye o Mujeres (Ediciones La Cúpula) o Venga, sacas las joyas y La Gran Revelación (Ponent Mon). Son todos ellos libros muy recomendables por su tono triste, melancólico, duro en ocasiones y casi siempre con finales inesperados. Manga para adultos, en otras palabras.

Mencionamos aparte el trabajo más reciente que se ha publicado aquí de Yoshihiro Tatsumi: Una vida errante, de la editorial vasca Astiberri, en dos gruesos volúmenes y que trata nada más y nada menos que de la vida del mismo Tatsumi (en la imagen), en forma de autobiografía que narra los inicios de su carrera como mangaka. Una apuesta arriesgada y poco comercial pero digna de alabar por parte de la editorial, que sigue empeñada en dar a conocer clásicos del cómic japonés.


Escribe un comentario