Autores: Ryôichi Ikegami

Ryôichi Ikegami es un dibujante de manga. Literalmente. No un autor, sino un dibujante, pues siempre ha trabajado sobre los guiones de otros, lo que no quita importancia a la tarea de este veterano nacido en 1944 y responsable de la parte gráfica de un buen número de aclamadas obras, entre las cuales Santuario o Crying Freeman.

Debutó a los 17 años, en 1961, con la historia corta Makyô, y en 1966 con Tsumi no Ishiki llamó la atención del legendario Shigeru Mizuki, quien lo convirtió en su asistente. Curiosamente, en 1970 se encargó del dibujo y parte del guión de Spider-man: The Manga, uno de los pocos intentos japoneses de adaptar cómics de superhéroes al manga. Ya en aquella época empezaría a colaborar con guionistas con los que posteriormente crearía varias obras, como Tetsu Kariya y Kazuo Koike (con Otoko gumi y Aiueo Boy respectivamente).

En los años ochenta llegarían sus primeros grandes éxitos, entre los cuales Mai, la chica con poderes (con guión de Kazuya Kudô) o Crying Freeman (con Kazuo Koike), y en la década siguiente la que es probablemente su obra más conocida, Santuario, con Buronson, otro guionista que se convertiría en compañero habitual de Ikegami y con quién crearía además Odyssey, Strain (esta publicada por Planeta en la Biblioteca Pachinco), Heat (ganadora del Premio Shôgakukan al mejor seinen en 2001) y ya en los 2000 Lord (desde 2004 y aún en marcha, con 22 volúmenes). En aquella década saldría también su única obra larga como autor completo, que aquí publicó Glénat: Ryûgetsushô.

Ryôichi Ikegami destaca, aparte de por el hecho de repetir tándems con guionistas, especialmente Buronson y Kazuo Koike, por su dibujo extremadamente realista, con un gran dominio de las sombras, y por sus perfectas representaciones de los ambientes de la yakuza, en obras que casi siempre se sitúan en el seinen y donde el mundo del crimen y las intrigas es el ingrediente principal.


Escribe un comentario