Así era Doris Lessing

Doris Lessing

Estos días el mundo de la literatura está de luto: hemos perdido a Doris Lessing, Premio Nobel de Literatura en el año 2007 y una de las abanderadas de la lucha feminista y la política de izquierda en el mundo de las letras de los últimos años.

Nos hemos propuesto acercarnos un poco a su interesante figura y a sus avanzadas ideas y qué mejor que hacerlo usando las propias palabras de la autora, extraídas de una entrevista realizada por Rosa Montero 10 años antes del Nobel que se le concedió a Lessing.

En dicha entrevista se mostraba indiferente por la etiqueta de autora de El Cuaderno Dorado: “Bueno, ya sabe usted lo que son los tópicos, la gente necesita poner etiquetas en las cosas. Por eso es por lo que siempre hablan de El cuaderno dorado, porque es más fácil decir: Doris Lessing es la autora de El cuaderno dorado, y ya está. Pero eso le sucede a todo el mundo. Me irrita un poco… Pero ahora que me estoy haciendo vieja soy más tolerante”.

Lessing explicó también el porqué del pseudónimo de sus dos primeros libros en aquella ocasión:

“Lo hice porque me pareció un experimento interesante. Además luego he descubierto que eso lo han hecho otros autores, sólo que no se ha hecho público. Simplemente pensé: voy a ver qué pasa. Los críticos dijeron que El diario de una buena vecina era una primera novela prometedora… Lo cual resulta curioso. Y también recibí cartas interesantísimas, como una que venía de una escritora de libros románticos muy, muy conocida, que me dijo que llevaba publicados, no sé, pongamos que 73 libros, y siempre era maravillosa y fantástica y fenomenal para todo el mundo, y vendía millones de ejemplares de cada uno; y entonces escribió una novela más, pongamos que la número 74, y puso un seudónimo y la mandó a sus mismos editores, y se la devolvieron diciendo que no se podía publicar, que no les gustaba mucho, y que le sugerían que estudiara las obras de Fulana, o sea, de ella misma. Y entonces ella volvió a enviar el manuscrito a sus editores, esta vez con su propio nombre, y le dijeron: oh, maravilloso, estupendo, querida, cómo lo consigues, siempre escribes tan bien…”

Finalmente Doris Lessing sabía que pasaría a la posteridad… y no quería hacerlo de manos de cualquiera:

“El caso es que han empezado a hacerse biografías sobre mí por ahí. En un momento determinado de mi vida yo puse en mi testamento que no quería que me hicieran biografías, pero luego me di cuenta de que eso no servía para nada, porque otros escritores también lo pusieron en sus testamentos y nadie ha respetados sus deseos. Y la cosa es que, si van a hacer libros sobre mí de todos modos, preferiría que al menos uno fuera de Holroyd“.

Más información – Doris Lessing en la web

Foto – El País

Fuente – El País


2 comentarios

  1.   Aurea-Vicenta González Martíne dijo

    Excelente artículo, Diego Calatayud, breve y muy esclarecedor sobre la persoalidad de la extinta autora.
    Saludos.

    1.    Diego Calatayud dijo

      Muchas gracias amiga Aurea-Vicenta! Esperamos que haya servido para que vuelvas no solo a entrar sino también a comentar en nuestra web! Un saludo!

Escribe un comentario