Arthur Miller, el tiempo pone a cada uno en su lugar

Arthur Miller

A veces uno escribe… y alcanza reconocimiento por lo que sus palabras transmiten. Entonces pasados los años se encuentra con un viejo compañero de clase que no da crédito a lo que se le cuenta acerca del éxito y del reconocimiento (de los cuales no suele fardar el autor sino que hay que sacarle todo a regañadientes) y se queda boquiabierto asimilando lo que la vida le ha deparado a su compañero de clase.

Esto es lo que le pasó a Arthur Miller en una ocasión. Reproducimos el diálogo ya que no tiene desperdicio.

-¿No eres tú Arthur Miller?

-Sí, lo soy ¿por qué?

-¿No te acuerdas de mí?

-Tu cara me resulta familiar, pero…

-Soy tu viejo amigo Sam. Estudiamos juntos en secundaria…

-Me temo que…

-La vida me ha ido bien. Poseo unos grandes almacenes ¿A qué te has dedicado tú?

-Bueno, yo….a escribir

-¿Y qué escribes?

-Obras de teatro, sobre todo

-¿Alguna vez te han producido alguna?

-Sí, alguna

-Dime el título, a ver si la conozco

-Bueno… ¿tal vez has oído hablar de “Muerte de un viajante”?

El hombre quedó perplejo con la boca abierta. Su rostro palideció y quedó por un momento si habla. Un rato después preguntó:

-¿No serás tú el Arthur Miller escritor?

Más información – Delibes y lo que es trabajar

Foto – Porrua

Fuente – 20 Minutos


Escribe un comentario