Arcudi y Quinones llevan a Lobezno a la Gran Guerra

Logan

Arcudi y Quinones llevan a Lobezno a la Gran Guerra.

Hace tiempo que le perdí la pista a las colecciones en las que el mutante canadiense por excelencia es o bien protagonista, o bien parte del elenco principal. La verdad es que se convirtió en un momento dado (sobre todo con el estreno de las películas en las que estaba inmerso) en un personaje que servía para un roto y para un descosido, llegando incluso a cansar. Menos mal que aún hay historias que cuentan con Logan de protagonista y tienen aspecto de ser interesantes y atractivas al mismo tiempo. Eso es lo que me pasa al ver los avances de la historia en dos partes que se enmarca en la colección Lobezno Salvaje, más concretamente en su número #21 y #22, donde veremos a éste luchando contra los alemanes en las trincheras de la I Guerra Mundial. Para contarnos este arco de dos piezas la Marvel ha contado con John Arcudi en el guión y Joe Quinones en el apartado gráfico.

Quinones se ha convertido en uno de los que lleva la vitola de “mis favoritos“, por su estilo y narrativa. Aquí, por lo poco que podemos ver después de disfrutarlo en Black Canary and Zatanna: Bloodspell. Incluso aunque a priori su estilo limpio y ligero no pueda casar con la temática bélica, quizá más asociada a trazos sucios, parece que Quinones es un todoterreno que lo mismo le da una cosa que otra. Aquí se atreve hasta con un cambio de peinado para Lobezno. En cuanto a Arcudi, la verdad es que la temática la controla bastante y lo ha demostrado en trabajos anteriores como BPRD (AIDP) o Sledgehammer 44. Ambos nos cuentan como Logan se debe enfrentar a un pequeño puesto aleman que protege un puente, y lo que en un principio parece tarea fácil se acaba complicando por la presencia de otro mutante. Buenas perspectivas sin duda alguna.


Escribe un comentario