Arando surcos en el infinito azul

drakkar_museo_oslo.jpg 

Quien dude que los escandinavos llegaron a América mucho antes que Cristóbal Colón sólo tiene que leer para convencerse de ello “La saga de los groenlandeses” o “La saga de Eirik el Rojo”, reunidas hace unos años en una edición de Antón y Pedro Casariego Córdoba para Siruela.

La saga, hito de la literatura medieval, es un género que narra en prosa con un estilo sencillo y realista las vidas de, sobre todo, los pobladores de Islandia. Los personajes aparecen retratados principalmente por sus acciones y resultan muy auténticos, no meros actantes unidimensionales. La transmisión oral pulió estas narraciones antes de que fueran puestas por escrito.

“La saga de los groenlandeses” y “La saga de Eirik el Rojo” son dos versiones distintas de la misma historia: ambas relatan la colonización de Groenlandia, las expediciones por la costa este de Canadá, los intentos de asentarse allí y los enfrentamientos con los skraelingar, los indios americanos. “La saga de Eirik el Rojo” es interesante, pero “La saga de los groenlandeses” la supera en lo literario de forma amplia. Contiene pasajes realmente mágicos, como el que transcribimos a continuación:

“Al comienzo del invierno siguiente, volvieron los skraelingar, esta vez mucho más numerosos, trayendo consigo las mismas mercancías que la vez anterior. (…) Gudrid estaba en su casa, sentada frente a la puerta, junto a la cuna de su hijo Snorri, cuando una sombra cruzó el umbral y entró una mujer vestida con una túnica negra ceñida; era menuda y una cinta rodeaba sus cabellos castaños. De pálida tez, tenía los ojos más grandes que nadie haya visto nunca en cabeza humana. Caminó hacia Gudrid y dijo: ‘¿Cómo te llamas?’.
‘Me llamo Gudrid. ¿Y tú?’
‘Me llamo Gudrid.’
Entonces Gudrid, la mujer de Karlsefni, le indicó con un gesto que se acercara y se sentara a su lado; pero de repente se oyó un gran ruido y la mujer desapareció, y en el mismo instante uno de los hombres de Karlsefni dio muerte a un skraeling (…). Nadie a excepción de Gudrid había visto a la mujer.”

Karlsefni decide regresar a Groenlandia; ninguno de los tímidos intentos de los islandeses por asentarse en la tierra que llaman Vinlandia fructificará.

Borges, en su recomendable Literaturas germánicas medievales, compara la repercusión del descubrimiento vikingo de America con la del propio género medieval de la saga: “Para la historia universal, las guerras y los libros escandinavos son como si no hubieran sido; todo queda incomunicado y sin rastro, como si acontecieran en un sueño o en esas bolas de cristal que miran los videntes. En el siglo XII, los islandeses descubren la novela, el arte de Cervantes y de Flaubert, y ese descubrimiento es tan secreto y tan estéril para el resto del mundo, como su descubrimiento de América.”

Las sagas escandinavas no tuvieron consecuencias literarias en el resto de Europa, pero tampoco se han perdido. Así hoy podemos disfrutar de relatos tan hermosos como “La saga de los groenlandeses”.


2 comentarios

  1.   Alerik dijo

    Cualquiera que haya visto la tele últimamente estará enterado: este fin de semana se estrena “El guía del desfiladero”, película sobre indios americanos y vikingos donde la historia está narrada desde el punto de vista de los primeros, o al menos del de un vikingo que ha crecido entre ellos y combate a sus antiguos compatriotas. Buscando información acerca de la película, me sorprendió encontrar un texto promocional en el cual tras explicar que el guionista “se zambulló en una profunda investigación, descubriendo los trozos de lo que se conoce de los vikingos en Norteamérica”, se recogen unas declaraciones suyas en las que no da señales de conocer las sagas que, a todas luces, cuentan la llegada de los vikingos allí y su enfrentamiento con los indios. En cambio, comenta con entusiasmo un supuesto hallazgo arqueológico de 1960. Yo no soy un experto en el tema, pero tenía entendido que hasta el día de hoy no se había hallado ningún vestigio arqueológico escandinavo auténtico en territorio americano. En fin, el sabrá.

  2.   8Cracken8 dijo

    claro que los vikingos llegaron primero! de eso no hay duda.
    no soy vikingo pero creo que algun gen tengo en la sangre que me hace admirar y quisas amar su cultura. es un agrado saber que hay mas gente a la que le gusta esto.
    ha sido un gusto leer estos parrafo.
    necesito la saga de erik el rojo, me podrian ayudar por favor???

    cheineken_12@hotmail.com

Escribe un comentario