Anime clásico: Marco

Quizá pensáis que ya era hora de que en esta sección que repasa los animes más clásicos que han pasado por nuestras pantallas de televisión habláramos de Marco, el que probablemente es el segundo anime emitido en nuestro país. El primero… ya lo veremos en otra ocasión.

En aquella época, 1977, no es probable que nadie viera en Marco, el segundo anime emitido aquí, muestras de la llegada de las oleadas de anime de los años 90 en adelante, pero la Historia permite ver las cosas en retrospectiva e incluso los que afirman que no ven “dibujos japoneses” seguro que se han dado cuenta de que las caras de las películas del Studio Ghibli les suenan de algo. No es nada extraño, pues la serie, de 52 episodios y emitida en Japón en 1976, fue dirigida por Isao Takahata, uno de los directores de la productora junto a Hayao Miyazaki.

En cuanto al argumento de la serie, recordaremos que es la historia de un niño que se escapa de Génova en busca de su madre, que se había ido a Argentina a trabajar para mantener a su familia y de repende dejó de enviar cartas. Lo acompañará su inseparable mono Amedio y juntos vivirán un montón de dificultades para encontrar a Anna, la madre más buscada de la ficción televisiva.

Una historia muy conmovedora, como lo serían todas las del Studio Ghibli ya desde antes de tener ese nombre. Sin embargo, su origen es un relato llamado Marco, de los Apeninos a los Andes (que en realidad es el nombre oficial también de la serie en castellano) dentro de la novela  de 1886 Corazón, del italiano Edmundo de Amicis.

Por si os interesa, el título original de la serie es Haha o tazunete sanzenri, que literalmente significaría “3.000 ri en busca de mamá”, siendo el ri una unidad de medida de la distancia típicamente japonesa y equivalente a unos 500 metros. En 1980 tuvo lugar un largometraje animado que era un refrito de escenas de la serie, y en 1999 se haría un remake con la misma esencia. Del relato original se hicieron películas de imagen real en Italia en 1916, 1943 y 1959, y en 1990 se rodaría en aquel país la primera adaptación aparecida tras la serie japonesa.

Nos quedan para el recuerdo las canciones de inicio y final (opening y ending, aunque entonces no se llamaban así) de esta mítica serie de nuestra infancia o la de nuestros padres. Inolvidable.


Escribe un comentario