Anime clásico: Kimagure Orange Road

El de hoy es uno de los anime más populares, más queridos por la generación nacida entre los años 70 y principios de los 80. En Japón se publicó como manga de la mano de Izumi Matsumoto entre 1984 y 1987, llegando a los 18 tomos (publicados por Glénat hace poco en castellano y catalán en 10 volúmenes), y tuvo un anime de 48 episodios, además de largometrajes y OVAs. Un auténtico bombazo, un shônen que se ganó el corazón de millones de personas, tanto en Japón como en el resto del mundo. Era Kimagure Orange Road, conocida como Johnny y sus amigos en la traducción tan típicamente de principios de los noventa que nos trajo Telecinco, aunque como siempre hay que decir que esos cambios absurdos de nombre tanto de la serie como de los personajes eran heredados de otras versiones europeas. Hace unos años se emitió en catalán (de ahí la versión catalana del manga) y también se editó en DVD la serie entera.

Johnny y sus amigos

En cuanto a la historia, puede parecer el típico triángulo amoroso, pero tiene algo que atrapa, o no estaríamos hablando todavía de esta historia. Kyôsuke Kasuga, su protagonista, es un adolescente que se ve obligado a trasladarse de ciudad junto a su familia cada cierto tiempo, porque los Kasuga se caracterizan por tener poderes.

Éste es el único elemento fantástico de Kimagure Orange Road, y da pie a unas cuantas situaciones divertidas, pero principalmente es una historia romántica ambientada en un instituto, y los otros dos vértices del triángulo son Hikaru Hiyama, una chica dulce y rubia que está loca por Kyôsuke y no tiene reparos a la hora de mostrarlo públicamente, y Madoka Ayukawa, la misteriosa y rebelda morena de pelo largo de la que está enamorado Kyôsuke. Si ella está también interesada en él o no, y si él siente o no algo por Hikaru, son cosas que iremos descubriendo poco a poco.


Escribe un comentario