Ana María Matute: Trayectoria literaria y vital

Matute foto CervantesDespertarse con la noticia de la muerte de la escritora Ana María Matute es difícil de asimilar. No ya por sus obras, su legado literario seguirá como un árbol perenne siempre ahí, sino por la alegría de vivir que contagiaba con solo mirarle a los ojos. Y es que como mencionaba la Revista “Qué Leer” en la última entrevista que le hicieron, que justamente fue hace poco más de un mes: “Si te acercas a ‘la Matute’ corres el riesgo, o la fortuna, de salir de este mundo y entrar en otro”.

Trayectoria vital y literaria

Catalana de nacimiento desde el 26 de julio de 1925, fue miembro de la RAE (Real Academia Española). Considerada por muchos una de las mejores novelistas de la postguerra española, fue premiada con el Cervantes en el año 2010, convirtiéndose así en la tercera mujer que lo obtenía.

A pesar de contagiar una gran alegría a quién charlara con ella unas horas, su vida no fue demasiado positiva. Ana María Matute, al separarse de su primer y único marido, el escritor Ramón Eugenio de Goicoechea, dejó de ver a su hijo Juan Pablo, ya que la tutela de este pasó por completo a su padre. Este hecho acarreó grandes problemas emocionales a la escritora. Años después, la vida le dio una tregua y se enamoró del empresario francés Julio Brocard, quién se convertiría en el amor de su vida. Este moriría en el año 1990, casualmente el mismo día que Ana María cumplía años. La escritora que ya sufría de depresión, este acontecimiento, la hundió mucho más emocionalmente.

Durante estos años, Matute publicaría sus primeras obras: “Los Abel” (1948), “Fiesta al Noroeste” (1953), “Pequeño teatro” (1954), “Los Hijos Muertos” (1958) y “Los Soldados lloran de noche”,  las cuáles fueron siendo cada vez más realistas y crudas.

En 1949, su obra “Luciérnagas” queda semifinalista en el Premio Nadal y en 1984 le conceden el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil con su obra “Sólo un pie descalzo”.

46959_1_luciernagas

Ana María Matute compaginó su vida como escritora con la vida universitaria. Era profesora y conferenciante, sobre todo en Estados Unidos, país al que viajó en varias ocasiones. En sus conferencias, la escritora hablaba de los cambios emocionales que sufrían las personas a lo largo de la vida y de los beneficios de estos. Repetía mucho una frase: “Aunque mi cuerpo sea viejo, mi corazón todavía es joven”.

Sus obras más notorias han sido: “Los mercaderes”, “Primera memoria” y “Olvidado Rey Gudú”.

La última vez que Matute se dejó ver fue en Jerez,  en la Fundación Caballero Bonald. Allí dio una gran noticia: tenía una nueva novela terminada. Ella ya no podrá disfrutar del éxito de su última obra, pero nos ha dejado un gran regalo a los que hemos  y seguimos disfrutando de sus letras.

Gracias por todo Matute, sobre todo por tu sincera sonrisa.


2 comentarios

  1.   Jaime Gil de Biedma dijo

    Me gustaría sumar estas frases de Ana Maria

    1″Todos nos acostamos con el lobo, pero lo que no podemos hacer es confundirlo con la abuelita. Caperucita era tonta”
    .
    2“La infancia es el periodo más largo de la vida”.

    3“Ser vieja no está tan mal, la gente te perdona todo”

    4“El mundo hay que fabricárselo uno mismo, hay que crear peldaños que te suban, que te saquen del pozo. Hay que inventar la vida porque acaba siendo verdad”.

    5“Nunca me he aburrido. En esta vida lo he podido pasar muy mal… y también lo he pasado muy bien. ¡Uf! Pero aburrirme, jamás”.

    6“El Quijote es el primer libro con el que he llorado, con la muerte del Quijote, por todo lo que significa: El dejar que la locura desaparezca. Eso es terrible. El triunfo de la sensatez”

    7“Escribir para mí no es una profesión, ni siquiera una vocación. Es una manera de estar en el mundo, de ser, no se puede hacer otra cosa. Se es escritor. Bueno o malo, ya es otra cuestión”.

    8“San Juan dijo: ‘El que no ama está muerto’ y yo me atrevo a decir: ‘El que no inventa, no vive”.

    9“Me parecería una autentica falta de cortesía que Dios no existiera”
    .
    10“La ilusión por la vida nos hace soportar la proximidad de la muerte”,

    11“Siempre he creído, y sigo creyendo, que la imaginación y la fantasía son muy importantes puesto que forman parte indisoluble de la realidad de nuestra vida”.

    12“El dolor es más llamativo que la felicidad”.

    13“El tiempo lo cura todo, pero también lo quema todo. Lo bueno y lo malo. Te arranca de la memoria cosas que quisieras tener ahí. El tiempo se lo lleva”,

    14“¿Qué es la felicidad? Son momentos. Lo que no existe, creo, es la desgracia continuada, pero la felicidad intensa, como lo que yo he vivido. ¿Todo el rato así? No podría soportarlo”,

    15“Si no hubiese podido participar en el mundo de los cuentos y si no hubiese podido inventarme mis propios mundos, me habría muerto”.

    16“Escribir es siempre protestar, aunque sea de uno mismo”.

    17“Nunca me he desprendido de la infancia, y eso se paga caro. La inocencia es un lujo que uno no se puede permitir y del que te quieren despertar a bofetadas”,

  2.   Carmen Guillén dijo

    Grandes frases! Gracias por la aportación Jaime.
    Saludos!

Escribe un comentario