Algo sobre "El viejo y el mar"

Oldmansea_petrov

En estos tiempos calurosos conviene leer cosas de fácil digestión y que nos trasladen fácilmente a un mundo diferente. Para mi fácil digestión es algo corto pero intenso, igual que una comida nutritiva o una buena infusión.

Quizás por eso El viejo y el mar, lo considero algo nutritivo, nutre el espíritu de los lectores y les da fuerzas y ánimos para seguir adelante en estos calurosos días de vernos. Porque el viejo y el mar es una tierna historia de superación.

El el libro, un viejo pescador que pasa por una mala racha consigue hacerse con un pez enorme un día normal de pesca que se adentra en el mar solo. Cuando regresa al poblado, los tiburones se han ido comiendo el pez, y lo dejan solo con las espinas. De camino, el viejo pescador va recordando sus momentos de gloria, cuando era un joven pescador.

Este libro quiere decir muchas cosas y a la vez muy pocas. Es una demostración de como con una historia tan simple, un escritor puede dar a entender con una gran metáfora muchas ideas y sueños perdidos. El sentido de nuestro camino, lo que teníamos y no tendremos.

Quizás por todo esto considero esta obra de fácil digestión y muy nutritiva, porque es un clásico además que nadie se puede perder.


5 comentarios

  1.   GirlnBlue dijo

    No hay duda de que es una gran obra. A mí tampoco me dejó indiferente (por lo que dices de “corta, pero intensa”), pero tampoco la calificaría de tierna, ya que el hecho de ser tan exacta y vívida, concede cierta crudeza a los pasajes que describen cómo hiere al animal. Con respecto a la historia, sí, coincido con lo que dices acerca de la vida del anciano pescador. Se siente mucho.

  2.   A.Villa dijo

    Excelente reseña Dani. Aunque admiro esta obra, reconozco que tengo mayor debilidad por los cuentos de este autor, en los que también condensa magistralmente esa visión del mundo y de la vida, con ese maravilloso estilo literario sencillo al que muy oportunamente haces referencia. Totalmente de acuerdo en las cualidades de “El Viejo y el Mar” para su lectura veraniega, aunque no me parece tan digestiva. Se clava profundamente y no deja de golpearte el espíritu como si fuera un boxeador desquiciado. Al final, agotados, nos abandonamos a su significado más sentimental.

  3.   GirlnBlue dijo

    Coincido completamente con eso último.

  4.   Dani lanza dijo

    Cierto, no es tan tierna como yo digo, mas bien dramática. A lo mejor en el fondo me he quedado con algunos momentos un poco menos crudos.
    Gracias a todos por colaborar con vuestros comentarios.saludos!!

  5. Bueno, en realidad el mismo autor lo calificó como “un cuento largo” y eso es lo que me parece esta obra maestra, sin dudas una de las grandes “novelas” del siglo XX. Enseña mucho y alienta más a vivir y a luchar, tras ver los 84 días de mala suerte de Santiago que sin embargo no decayó ni un solo instante en su afán de pescar y triunfar en su empeño, tremenda lección que nos da Hemingway con la cual podemos continuar viviendo con deseos de continuar luchando. Excelente lectura todo el tiempo.

    Augusto Lázaro

Escribe un comentario