Alfred Jarry, excéntrico y desacarado dramaturgo francés

Alfred Jarry

Alfred Jarry era un dramaturgo francés que tenía fama de ser un tanto excéntrico y la siguiente anécdota puede confirmar que no iban desencaminados quienes así lo tildasen.

Sobre todo porque la breve historia que os vamos a relatar surge a raíz de uno de esos inexplicables impulsos que le daban a este escritor.

Se supone que el tal Alfred Jarry iba paseando cuando de repente sacó una pistola y sin motivo alguno la disparó contra un seto.

En ese mismo instante una mujer se acercó muy enfadada al dramaturgo y de manera airada le recriminó su inconsciencia alegando que su hijo estaba jugando detrás de ese seto y que si no llega a ser por la buena fortuna, en ese mismo instante podrían estar hablando de una tragedia ya que Jarry habría matado al pequeño.

Entonces Jarry volvió a dar muestras de su excentricidad y también de su descaro al mirar seriamente a la (con razón) alterada señora y decirle, para sorpresa de todos con toda la calma del mundo:

-No se preocupe señora, si hubiera perdido a su hijo por mi culpa yo mismo me hubiera encargado de hacerle otro.

Más información – Anécdotas de escritores

Foto – Margen Cero


Escribe un comentario