Alberto de Casso gana el Premio Fundación Teatro Calderón de Literatura Dramática con ‘El ciclista utópico’

Alberto de Casso gana el Premio Fundación Teatro Calderón de Literatura Dramática con 'El ciclista utópico'

El escritor y profesor de Lengua y Literatura Alberto de Casso ha sido el ganador de la primera edición del Premio Fundación Teatro Calderón de Valladolid de Literatura Dramática,  con la obra El ciclista utópico. El jurado ha valorado especialmente  “su carácter innovador, el buen ritmo teatral, la perfecta descripción de los personajes y ser muy susceptible de poder ser representada, ya que está escrita con mucho brío”.

El Premio Fundación Teatro Calderón de Valladolid de Literatura Dramática, creado con motivo del 150 aniversario del centro escénico, no tiene dotación económica, sino que “la obra escogida será escenificada en el Gran Teatro Calderón en un período de dos años, ya que hay que articular el equipo artístico y técnico”, según ha recordado hoy el director artístico del Teatro Calderón, José María Viteri.

El director de escena Eduardo Vasco dijo sobre  El ciclista utópico que “esta obra  tiene unas características técnicas muy pegadas a la realidad, con grandes valores dramáticos tras los que rezumaba un autor por detrás, y cuenta con una especial potencialidad escénica, gracias sobre todo al juego de egos”.

Sobre Alberto de Casso

Alberto de Casso es licenciado en Filología Hispánica por la Universidad Complutense. En la actualidad trabaja como profesor de lengua y literatura en el Centro de Educación de Personas Adultas Paulo Freire, de Fuenlabrada. Entre 1993 y 1997 ejerció como lector de español en la Universidad de Ghana.

Este no es el primer premio literario relacionado con la dramaturgia que consigue De Casso. Este escritor madrileño ya ha conseguido otros galardones literarios, que incluyen el Calderón de la Barca, recibido en 1999 por Los viernes del Hotel Luna Caribe, que se ha representado en España y Cuba; el Lope de Vega en 2008, con Y mi voz quemadura o el Premio Escena Contemporánea en 2009 por la obra El cuerpo oculto, entre otros.

Por tanto, este nuevo galardón se suma a los cosechados anteriormente, todos ellos vinculados a las artes escénicas, lo que ha recibido “con mucha ilusión”, tal y como ha avanzado Viteri, quien ha resumido la obra como “el atropello de un conductor a un ciclista que deriva en una relación de dependencia con un resultado inesperado”.

 


Escribe un comentario