Afterlife with Archie de Aguirre-Sacasa y Francavilla

Afterlife with Archie

Creo que la mayoría conoce los cómics de Archie, o al menos tiene una noción de lo que contenían. Historias amables que contaban las andanzas de un grupo de adolescentes (Archie, Betty, Verónica, Torombolo, Carlos y Gorilón) que estudian en el Instituto Riverdale, centrándose en el triángulo amoroso entre los tres primeros. Pues bien, por casualidad he topado con una nueva versión de las aventuras de Archie y sus amigos, llamada Afterlife with Archie, que a simple vista nada tiene que ver con las tiras clásicas que se fueron publicando en su día. Afterlife with Archie es una apuesta de Archie Comics por trasladar las historias de adolescentes americanos en un cómic de terror. Podría parecer algo radical que dificilmente funcionara, pero las páginas que se pueden ver si navegas un poco por la red me dejan más del lado de que es algo que puede sorprender bastante para bien. A los mandos de esta colección (sí, no es ningún número especial para hacer la gracia) tenemos al guionista Roberto Aguirre-Sacasa y al estupendo Francesco Francavilla en el apartado gráfico.

Aguirre-Sacasa dio un salto de popularidad cuantitativo cuando recaló en la colección de Sensacional Spider-Man en 2006 y permaneció allí durante un año. Su colaboración con la Marvel a lo largo de los años se ha centrado casi siempre en miniseries debido a que ha de repartir su tiempo entre los guiones de cómic y su trabajo como escritor de obras de teatro o guiones para el cine y la televisión. Precisamente no hace mucho os hablé de que había sido el elegido para escribir el libreto con el que hacer una nueva película de Archie. Francavilla por su parte es uno de mis dibujantes favoritos desde hace tiempo. Sus trabajos en series como Detective Comics, Zorro, o la más reciente Black Bettle, que creo que sale el mes que viene por estos lares bajo el sello de Planeta, ha convencido a la crítica y al público de que es un valor seguro para sacar adelante cualquier colección. Y en el caso del tono oscuro y siniestro que se le quería dar a Afterlife with Archie no creo que otro dibujante pudiese haber tenido el mismo impacto que las páginas que se pueden ver de Francavilla.


Escribe un comentario