A cincuenta años del adiós a Raymond Chandler

double-indemnity

Cincuenta años pasaron tras la muerte de uno de los escritores más importantes de aquel siglo, Raymond Chandler, habiendo pasado a la historia, y permaneciendo en la memoria de todos nosotros tras la creación de aquel mítico personaje de novelas, Marlowe, nacido recién a los 51 años de Chandler, y siendo esa su primera novela.

Raymond Chandler nació el 22 de julio de 1888, en norteamérica. Pero tras el divorcio de sus padres, fue llevado a Inglaterra donde recibió el fuerte de su formación literaria. Allí se nacionalizó en 1907, y consiguió variados trabajos. Desde periodista, pasando por empleado de bancos, hasta ejecutivo en una empresa petrolífera, de la cual fue despedido por acosar de las secretarias.

Publicó 27 poemas, y luego su primer cuento, titulado The Rose Leaf Romance. A su regreso a Estados Unidos, participó de la Primera Guerra Mundial, y volvió luego radicándose en California, donde vivió hasta el final de su vida. En 1924 contrajo matrimonio con una mujer 18 años mayor que él, llamada Pearl Cecily Bowen (o conocida también como Cissy). No tuvieron hijos, y tras la muerte de ella en 1954, Chandler se dedicó por entero a la escritura.  A partir de aquí se abocó a trabajar en su estilo, que es uno laborioso y muy bien cuidado. Se halló tendiente hacia el estilo de la novela y el cuento negro, y tras publicar el cuento Blackmailer Don´t Shoot, en la revista Black Mask, en pulp, no abandonó más el género.

Mucho se acercó, en su emoción, a Dashiell Hammett, pero en su afán, quizá, imitativo, poco logró, siendo que cada uno de ellos posee un estilo muy propio, así como muy diferente. Chandler trabaja con una ironía y cinismos muy particulares. Lo que sí, de Hammett tomó, fue su denuncia social a las ambiciones de una sociedad capitalista, donde es el dinero y la ambición de un poderío fantasmático lo que motivan las acciones cotidianas.

Entre 1933 y 1939 produjo 19 relatos, y en el ´39 aparece su primera novela, El Sueño Eterno, donde Marlowe ayuda a rescatar a la hija de un rico vejestorio, con un chantaje de por medio, y una posibilidad de fría muerte. Lo que sí, de Chandler se destaca como mejor novela su trabajo El Largo Adiós, de 1953, siendo aquí donde consuma todo su saber, y realza las virtudes de su pluma de un modo sublime.

A la vez, Chandler participó de varios guiones cinematográficos en aquella época de naciente industria. Entre ellos figura Double Indemnity, en el ´43, dirigida por Billy Wilder. También The Black Dahlia, en 1946, pudiendo trabajar con uno de los maestros del cine negro, que fue Fritz Lang.

Son 17 en total sus obras publicadas, entre cuentos y novelas, sin contar las importantes huellas que en el saber y en la emoción de sus lectores ha dejado. Incluyéndome, toda excusa es una buena excusa para recordar a tan grandes escritores.


Un comentario

  1.   MARINA DIAZ dijo

    hola Belén,

    Me gustaría ponerme en contacto contigo via email para hacerte una propuesta de colaboración. Mi email es mdiaz@dcomunicacion.com
    Gracias y saludos,
    Marina Díaz

Escribe un comentario