0

Antón del Olmet: un asesinato literario

 Antón del Olmet: un asesinato literario

Madrid, 2 de marzo de 1923. Luís Antón del Olmet, narrador, periodista y dramaturgo, reparte instrucciones sobre el escenario del teatro Eslava, en los últimos preparativos para el estreno de El capitán sin alma, su obra más reciente. Un empleado del teatro interrumpe el ensayo; trae un recado para el señor autor: Alfonso Vidal y Planas, le espera en el saloncillo del teatro.

Cuando Olmet entra en la salita, se encuentra a su colega y amigo Vidal y Planas completamente fuera de sí. Esa misma tarde había comido con él con toda normalidad. En cambio, ahora lo tiene delante arrojándole acusaciones inverosímiles. Esa repentina transformación no le coge por sorpresa, conoce muy bien su temperamento paranoico y obsesivo. Sin embargo, nunca lo había visto tan nervioso.

Olmet trata de calmarlo, pero las acusaciones suben de tono. Ya no se trata sólo de haber saboteado las representaciones de la anterior obra de Vidal para favorecer a la suya. Le acusa de llevar toda su vida manejando desde las sombras para intentar hundirlo. “Eres un canalla”, escupe, “un canalla que ahora va a pagar por todo”.

Vidal extrae una pistola que escondía bajo su abrigo y, sin que Olmet tenga tiempo siquiera a reaccionar, le dispara a bocajarro. Antes de que la sangre deje de fluir, huye por los pasillos del edificio, cruzándose con la absurda mirada del contable del teatro antes de desaparecer a través de la salida principal.

Esta escena que parece sacada de una novela negra sucedió de verdad en el Madrid de principios de los años 20. A veces la realidad no supera a la ficción, le gana por KO técnico.

El mismo día del delito, Alfonso Vidal y Planas era detenido por la policía y llevado a comisaría, donde, entre delirios y frases incoherentes, confiesa ser el autor del crimen. En el juicio será condenado a doce años de cárcel, de los cuales sólo llega a cumplir tres, que aprovecha para escribir “Cuatro días en el infierno”, una, según la opinión de quien ha podido leerla, alucinada relación de los hechos que rodearon al asesinato.

Las circunstancias del asesinato de Luís Antón del Olmet conmocionaron a la sociedad de la época. La noticia fue recogida en primera página por la prensa y recibió amplio seguimiento. Ahora, esa historia hiberna en las hemerotecas de España a la espera de un autor que la despierte.


Escribe un comentario