¿Por que no cobrár por escribír?

escritores-mendo2

Hoy me encontraba leyendo un artículo del períodico El País, cuando de repente sin venír a cuento he sentido unas ganas increibles de comentar el texto, pues estba muy bien elaborado y contenia muchas ideas o reflexiones que merece la pena pensár. El autor, Javier Reverte, expone la lucha en Irlanda por la independencia como ejemplo de una lucha real donde los protagonistas son los artistas, ya que segun la historia de este país, de los fusilados por ser autores de la revuelta la mayoria eran o poetas o musicos. Personas que lucharon por su nación, por su pais, junto a unos 1500 decididos conbatientes.

Todo esto, que es una gran muestra de conocimiento historico, concluia con la reflexión sobre una ley que sacó un ministro en Irlanda, con la que los derechos de un autor procedentes de un trabajo creativo quedavan libres de impuestos, esta ley que continua vigente, no hace mas que mostrar el amor que se tiene desde hace decadas a los autores y a los creadores de cultura en Irlanda. Las comparaciones son odiosas, pero muchas veces nos vemos obligados a hacerlas, pues el autor en al articulo critica un poco la diferencia de comportamientos entre unos paises y otros. En Fracia es verdad que quieren a los concineros, en Irlanda a los escritores que incluso llegan a ser motivo de decoración de la mayoria de las casas, y aquí en España nuestra falta de autoestima universal e historica, tiende a martirizar a los creadores de cultura, precisamente por eso, porque como es cultura, tiene que ser gratis. Yo no me considero un creador de cultura ni mucho menos, soy un simple aficionado que quiere comunicar ideas, pero pienso que la cultura y la escritura tiene que ser libre y gratis hasta cierto punto, todos tenemos derecho a cobrár por nuestro trabajo, los carpinteros, los albañiles, los politicos, los policías, y los escritores también, porque aunque las manos que dibujan palabras suelan pertenecer a personajes un poco excentricos y diferentes, tipicos seres de la calle armados con lentes y bufandas de cuadros, ellos no comen piedras, tienen que alimentarse.


Escribe un comentario